• problema
  • En 1800, un médico estadounidense llamado John Conrad Otto (1774-1844) realizó su primer estudio sobre familias hemofílicas, y en el año 1803 descubrió la genética de la hemofilia A. Encontró que madres sin problema de sangrado podían transmitir hemofilia a sus hijos, y sus hijas podían transmitir a sus nietos y bisnietos. (wikipedia.org)
  • Pero, para la gente que padece un trastorno hemorrágico poco frecuente llamado "hemofilia", los cortes y los hematomas menores pueden ser un verdadero problema. (kidshealth.org)