• cremas
  • Estos pececillos de unos 3 centímetros de longitud utilizan su boca como ventosa succionadora para eliminar las células muertas de la zona del cuerpo en tratamiento y, adicionalmente, segregan una enzima llamada dithranol (antralina), sustancia utilizada en muchas cremas rejuvenecedoras, ya que hidrata la piel dejándola con una textura muy suave . (traveler.es)