• tener
  • Los implantes dentales son un tratamiento aplicable a la gran mayoría de las personas: basta con tener la mandíbula completamente desarrollada , es decir, a partir de los 18 años cualquiera puede someterse a un tratamiento de implantología dental. (clinicaqualitas.com)
  • El tamaño del mentón y su proyección son claves para tener un cuello y una mandíbula juveniles. (dryager.com)