La dependencia de Dios, usted depende de la mano poderosa de Dios y los destinos de esta iglesia están escritos en la palma de la mano del Señor Jesús.