Accesorio de un hueso en el que su cabeza y cuello gira excesivamente hacia atrás.
TEJIDO CONJUNTIVO especializado que es el principal constituyente del ESQUELETO. El componente celular principal del hueso está formado por OSTEOBLASTOS, OSTEOCITOS y OSTEOCLASTOS, mientras que los COLÁGENOS FIBRILARES y los cristales de hidroxiapatita forman la MATRIZ ÓSEA.
Condición en la que el ÚTERO se encuentra inclinado al revés hacia la comuna vertebral. El útero se encuentra generalmente en línea vertical o en posición antevertida (inclinado hacia delante). Aunque la retroversión del útero es una variante de posición normal sin síntomas, se asocia a veces a dolor, malestar y a otras complicaciones del embarazo.
Parte de la pelvis que comprende la fosa pélvica donde la cabeza del FÉMUR se une para formar la ARTICULACIÓN DE LA CADERA (articulación acetabulofemoral).
Uno de los tres huesos que forman el hueso coxal de la cintura pélvica. En tetrápodos, es la parte de la pelvis que proyecta hacia atrás en el lado ventral, y en primates, que lleva el peso del animal sentado.
Los huesos que constituyen cada mitad de la cintura pélvica en los VERTEBRADOS, formado por la fusión del ILION; el ISQUION; el y HUESO PÚBICO.
Hueso en los seres humanos y los primates que se extienden desde la ARTICULACIÓN DEL HOMBRO para la ARTICULACIÓN DEL CODO.
Proceso mecánico patológico que puede conducir a falla de la cadera. Es causada por anomalías del ACETÁBULO y/o FÉMUR en combinación con un movimiento rígido de la cadera, llevando a repetidas fricciones que dañan las estructuras de los tejidos blandos.
Unión que está formada por la cabeza del FÉMUR y el ACETÁBULO de la PELVIS.
Desplazamiento del fémur de su posición normal en la ARTICULACIÓN DE LA CADERA.
Dislocación congénita de la cadera que incluye generalmente la subluxación de la cabeza del fémur, displasia acetabular, y dislocación completa de la cabeza del fémur del acetábulo verdadero. Esta enfermedad ocurre en aproximadamente 1 en 1000 nacidos vivos y es más común en mujeres que en hombres.
Renovación continua de la MATRIZ ÓSEA y mineral que implica: primero, un aumento de la RESORCIÓN ÓSEA (actividad osteoclástica) y después, FORMACIÓN DEL HUESO reactiva (actividad osteoblástica). El proceso de remodelación del hueso ocurre en el esqueleto adulto en focos discretos. El proceso garantiza la integridad mecánica del esqueleto a través de la vida y desempeña un rol importante en la HOMEOSTASIS del calcio. Un desbalance en la regulación de los dos eventos opuestos en la remodelación del hueso: reabsorción ósea y formación ósea, conduce a muchas de las enfermedades metabólicas de los huesos, tales como la OSTEOPOROSIS.
Enfermedades de las raíces cervicales (y primera torácica), nervios del tronco, médula, y nervios periféricos que integran al PLEXO BRAQUIAL. Las manifestaciones clínicas incluyen dolor regional, PARESTESIA, DEBILIDAD MUSCULAR y disminución de la sensibilidad (HIPOESTESIA) en la extremidad superior. Estos trastornos pueden asociarse con trauma (incluidas los TRAUMATISMOS DEL NACIMIENTO), SÍNDROME DEL DESFILADERO TORÁCICO, NEOPLASIAS, NEURITIS, RADIOTERAPIA y otras afecciones.
Corte quirúrgico de un hueso. (Dorland, 28a ed)
Torcedura o rotación anormal de una parte del cuerpo o de un miembro sobre su eje.
Métodos para la medición tridimensional y análisis de movimiento usando radiografías estereoscópicas.
Cantidad de mineral por centímetro cuadrado de HUESO (esta es la definición usada en la práctica clínica). La densidad ósea real se expresaría en gramos por mililitro. Suele medirse mediante ABSORCIOMETRÍA DE RAYOS X o TOMOGRAFÍA COMPUTARIZADA DE RAYOS X. La densidad ósea es un importante factor predictivo de la OSTEOPOROSIS.
Trauma mecánico o anóxico que sufre un recién nacido durante el parto o el nacimiento.
Concavidad anterior en la curvatura de la columna lumbar y cervical vista en posición lateral. El término se refiere usualmente a un incremento anormal de la curvatura (dorso en silla, dorso excavado, curvatura para atrás). No incluye la lordosis que se produce en ciertos animales para alcanzar la postura normal ( = POSTURA + COMPORTAMIENTO SEXUAL, ANIMAL).
Obras que contienen artículos de información sobre temas de cualquier campo del conocimiento, generalmente presentadas en orden alfabético, o una obra similar limitada a un campo o tema en especial.
Cinco VERTEBRAS fusionadas que forman una estructura en forma de triángulo en la parte posterior de la PELVIS. Se articula superiormente con las VERTEBRAS LUMBARES, inferiormente con el CÓCCIX, y anteriormente con el ILION de la PELVIS. El sacro fortalece y estabiliza la PELVIS.
Deformidades de la COLUMNA VERTEBRAL caracterizada por una exagerada convexidad de la espina dorsal. La flexión hacia adelante de la región torácica, por lo general es de más de 40 grados. Esta deformidad a veces es llamada postura jorobada.
Cualquiera de dos protuberancias carnosas en la sección posterior inferior del tronco o CADERAS en los seres humanos y los primates en la que una persona o animal se sienta, consta de los MÚSCULOS y la grasa de los glúteos.
Columna vertebral o espinal.
Reino en el centro de Europa, que consta de una confederación de territorios Alemanes e Italianos bajo la soberanía de un emperador y que data del siglo noveno o décimo a 1806.

La retroversión ósea es un término utilizado en medicina y especialmente en ortopedia y traumatología para describir una condición anormal donde un hueso se ha desplazado o volteado hacia atrás, en dirección a la parte posterior del cuerpo. Este desplazamiento puede ocurrir en cualquier hueso, pero es más comúnmente utilizado para referirse al fémur (hueso del muslo) o la tibia (hueso de la pierna inferior).

En el caso del fémur, una retroversión ósea puede resultar en un desalineamiento de la cadera y el fémur, lo que podría causar dolor e inestabilidad. Esta condición a menudo es congénita (presente desde el nacimiento) o puede ser el resultado de una lesión o enfermedad degenerativa.

En el caso de la tibia, una retroversión ósea puede causar un desplazamiento anormal del pie y la pierna, lo que podría conducir a problemas de marcha y dolor. Esta condición también puede ser congénita o adquirida.

El tratamiento para la retroversión ósea depende de su causa y gravedad. En casos leves, el tratamiento puede incluir fisioterapia y medicamentos para aliviar el dolor. Sin embargo, en casos más graves, puede ser necesaria una cirugía correctiva.

Los huesos son estructuras rígidas, resistentes y porosas que forman el esqueleto del cuerpo humano. Están compuestos principalmente de tejido conectivo duro llamado tejido óseo. Los huesos tienen varias funciones importantes, incluyendo el apoyo estructural, la protección de órganos vitales, la facilitación del movimiento al servir como punto de unión para los músculos y tendones, y la producción de células sanguíneas en la médula ósea.

El tejido óseo está compuesto por una matriz mineral inorgánica rica en calcio y fosfato, que le da a los huesos su rigidez y resistencia, así como por fibras de colágeno orgánicas, que proporcionan flexibilidad y elástico. Los huesos también contienen células vivas llamadas osteoblastos, osteoclastos y osteocitos, que participan en la remodelación continua del tejido óseo a medida que el cuerpo crece y se repara después de lesiones.

Hay 206 huesos en el esqueleto humano adulto, divididos en dos categorías principales: huesos largos, cortos, planos y curvados. Los huesos largos, como los femures y los tibias, son más largos que anchos y tienen un eje central largo. Los huesos cortos, como los huesos del carpo y el tarso, son relativamente pequeños y de forma cúbica o esférica. Los huesos planos, como las costillas y el cráneo, son delgados y anchos, y proporcionan protección a órganos vitales como los pulmones y el cerebro. Finalmente, los huesos curvados, como la columna vertebral y el esternón, tienen una forma curva que les permite soportar cargas pesadas y proporcionar flexibilidad al cuerpo.

La retroversión uterina es un término médico que se refiere a la posición anormal del útero en la cual éste se encuentra inclinado o doblado hacia atrás, hacia la columna vertebral, en lugar de estar en una posición neutra o anterior. Normalmente, el útero se ubica en una posición antevertida, es decir, ligeramente inclinado hacia adelante. Sin embargo, algunas mujeres pueden tener un útero retrovertido, lo que generalmente no causa problemas de salud ni síntomas significativos.

En la mayoría de los casos, la retroversión uterina es una variación normal en la anatomía pélvica y no representa ningún problema de salud subyacente. Sin embargo, algunas mujeres con esta condición pueden experimentar síntomas como dolor pélvico crónico, dismenorrea (menstruaciones dolorosas), dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia) o dificultad para quedar embarazada. No obstante, es importante señalar que la retroversión uterina en sí misma no es causa directa de infertilidad; solo raramente puede contribuir a problemas de fertilidad cuando se asocia con otros factores como endometriosis o fibromas uterinos.

El tratamiento de la retroversión uterina generalmente no es necesario a menos que cause molestias o síntomas significativos. En tales casos, el médico puede recomendar terapias conservadoras como fisioterapia pélvica, ejercicios de Kegel y medicamentos para aliviar el dolor. Si los síntomas persisten o empeoran, se pueden considerar opciones más invasivas, como la cirugía para corregir la posición del útero. No obstante, estas intervenciones solo se recomiendan en casos excepcionales y después de agotar todas las demás opciones de tratamiento.

El acetábulo es la cavidad o fosa de la pelvis donde se une el fémur para formar la articulación de la cadera. También se conoce como cotilo. La forma y profundidad del acetábulo permite un amplio rango de movimiento en la articulación de la cadera, incluyendo flexión, extensión, abducción, aducción, rotación interna y externa. La superficie articular del acetábulo está recubierta por cartílago hialino, el cual ayuda a reducir la fricción durante el movimiento de la articulación.

El isquion es la parte inferior y posteroinferior del coxis o hueso sacro en el cuerpo humano. Es parte de los huesos de la pelvis y forma la protuberancia sentida en cada nalga. En términos médicos, se refiere específicamente a la porción del ilion (la parte superior e inferior de la pelvis) que se extiende desde la espina ciática posterior hasta el borde inferoposterior del acetábulo (la cavidad en la que se coloca la cabeza del fémur para formar la articulación de la cadera). Es una estructura importante en la anatomía y función del sistema musculoesquelético, particularmente en relación con el movimiento y la estabilidad de la pelvis y la columna vertebral.

Los huesos pélvicos, también conocidos como la pelvis, son un grupo de seis huesos ligados fuertemente que protegen los órganos abdominales y del sistema reproductivo y proporcionan puntos de unión para los músculos del tronco y las extremidades inferiores. Está compuesto por dos coxales (huesos ilíacos, isquiones y pubis), sacro y cóccix. La pelvis se divide en dos partes: la pelvis mayor o falsa, que está más relacionada con la parte inferior del tronco y soporta el peso del cuerpo; y la pelvis menor o verdadera, donde se encuentra la cavidad pélvica propiamente dicha, que alberga los órganos reproductivos y urinarios e incluso parte del intestino. La forma y tamaño de la pelvis varían entre sexos, siendo más ancha y redondeada en las mujeres para permitir el parto.

El húmero es un hueso largo que forma parte del cinturón superior o axial del esqueleto y del miembro superior o apendicular. Concretamente, el húmero es el hueso más grande y proximal de la extremidad superior, articulándose por un extremo con la escápula (omóplato) en la articulación glenohumeral (hombro) y por el otro extremo con los huesos del antebrazo, el radio y la ulna, en la articulación del codo.

La diáfisis o parte central del húmero es prismática triangular en sección transversal, mientras que sus extremos son más anchos y aplanados. El extremo proximal presenta una cabeza humeral, que es la porción articular y redondeada del hueso, la cual se articula con la cavidad glenoidea de la escápula. La cabeza está unida al resto del húmero mediante el cuello anatómico, una zona estrecha y vulnerable a las fracturas.

El extremo distal del húmero tiene dos prominencias óseas: el cóndilo humeral, que se divide en dos partes (el cóndilo lateral y el cóndilo medial) y se articula con los huesos del antebrazo; y la epicóndila, una cresta ósea situada en la cara posterior del extremo distal, que sirve como punto de inserción para músculos y ligamentos.

El húmero es un hueso fundamental para el movimiento y la funcionalidad del miembro superior, ya que interviene en los movimientos de flexión, extensión, rotación y abducción del brazo.

El pinzamiento femoroacetabular, también conocido como síndrome de pinzamiento o displasia del labrum acetabular, es una afección ortopédica que afecta la articulación de la cadera. Se caracteriza por un contacto anormal entre el fémur (hueso del muslo) y el acetábulo (cavidad de la pelvis donde se une la cadera), lo que resulta en una compresión o "pinzamiento" de los tejidos blandos circundantes, incluyendo el cartílago y el labrum de la cadera. Esta condición puede causar dolor, rigidez y limitación del movimiento en la articulación de la cadera. El pinzamiento femoroacetabular puede ser causado por una variedad de factores, incluyendo anomalías estructurales, lesiones y procesos degenerativos. El tratamiento puede incluir fisioterapia, medicamentos para aliviar el dolor y la inflamación, inyecciones de corticosteroides o cirugía en casos graves.

La articulación de la cadera, también conocida como articulación coxofemoral, es una articulación esférica o sinartrosis en la que el extremo superior del fémur (cabeza femoral) se une con la cavidad acetabular de la pelvis. Esta articulación está compuesta por el cartílago articular, los ligamentos de refuerzo y la cápsula articular. La articulación de la cadera permite movimientos de flexión, extensión, abducción, aducción, rotación interna y externa, lo que facilita la marcha, la postura erguida y las actividades físicas. Es una de las articulaciones más importantes y más sometidas a desgaste en el cuerpo humano.

La luxación de cadera es una condición ortopédica en la cual el extremo superior del fémur (hueso del muslo) se desconecta de la cavidad acetabular (socket) de la pelvis. Normalmente, el extremo del fémur se conecta a la cavidad acetabular formando una articulación esférica, permitiendo un amplio rango de movimiento. Sin embargo, en una luxación de cadera, esta conexión se interrumpe, lo que hace que el fémur se desplace fuera de su posición normal.

Esta afección puede ocurrir como resultado de un trauma directo o indirecto, como por ejemplo, un accidente automovilístico, una caída o una dislocación congénita presente al nacer. Los síntomas pueden incluir dolor intenso en la articulación de la cadera, incapacidad para mover la pierna, moretones y hematomas visibles en el área afectada, y en algunos casos, la pierna puede aparecer más corta o rotada hacia afuera.

El tratamiento inmediato de una luxación de cadera suele requerir reducción, que implica manipular cuidadosamente el fémur de vuelta a su posición normal dentro de la cavidad acetabular. Después de la reducción, se puede necesitar inmovilizar la articulación con un yeso o una férula durante varias semanas para permitir que los tejidos dañados sanen correctamente. En algunos casos, la cirugía y la fisioterapia pueden ser necesarias para restaurar el movimiento y la función completa de la cadera.

La luxación congénita de la cadera, también conocida como displasia del desarrollo de la hancha o enfermedad de Legg-Calvé-Perthes, es una afección en la cual el extremo superior del fémur (hueso del muslo) no encaja correctamente en la cavidad de la pelvis (socket). En condiciones normales, el extremo del fémur se conecta perfectamente con la cavidad de la pelvis formando una articulación esférica. Sin embargo, en la luxación congénita de la cadera, esta articulación no se forma correctamente desde el nacimiento o durante los primeros meses de vida.

Esta afección puede causar que el niño camine con una cojera o mantenga una postura anormal. Si no se trata, la luxación congénita de la cadera puede provocar dolor y problemas de movilidad en la edad adulta. El tratamiento temprano es fundamental para prevenir complicaciones a largo plazo y garantizar un desarrollo normal del niño. Los métodos de tratamiento pueden incluir el uso de férulas, dispositivos ortopédicos o, en casos graves, cirugía.

La remodelación ósea es un proceso fisiológico continuo en el que el tejido óseo vivo se renueva y mantiene a través del equilibrio entre la formación y reabsorción ósea. Está mediada por dos tipos de células: los osteoblastos, responsables de la formación de nuevo hueso, y los osteoclastos, que descomponen y reabsorben el tejido óseo existente.

Este proceso ayuda a mantener la integridad estructural del esqueleto, adaptándose a las demandas mecánicas y hormonales cambiantes en el cuerpo. La remodelación ósea también desempeña un papel importante en la homeostasis mineral al regular los niveles de calcio y fósforo en la sangre.

La desregulación de este proceso puede conducir a trastornos del metabolismo óseo, como la osteoporosis, donde prevalece un exceso de reabsorción ósea sobre la formación, resultando en huesos más frágiles y susceptibles a fracturas. Por otro lado, enfermedades como la hiperparatiroidismo pueden provocar un aumento excesivo en la formación ósea, lo que lleva a complicaciones como cálculos renales y huesos debilitados.

La neuropatía del plexo braquial es un trastorno del sistema nervioso periférico que afecta al plexo braquial, un complejo entramado de nervios que se encuentran en el hombro y proveen movimiento y sensación a los brazos y manos. Esta condición puede ser causada por diversos factores, incluyendo traumatismos, complicaciones del parto, tumores, infecciones o procesos degenerativos.

Los síntomas de la neuropatía del plexo braquial varían dependiendo de la gravedad y la extensión de los daños nerviosos. Algunas personas pueden experimentar debilidad muscular en el hombro, el brazo o la mano, mientras que otras pueden tener entumecimiento, hormigueo o dolor en estas áreas. En casos graves, la neuropatía del plexo braquial puede causar parálisis completa del brazo afectado.

El tratamiento de esta condición depende de su causa subyacente. En algunos casos, los síntomas pueden mejorar con fisioterapia, terapia ocupacional o medicamentos para aliviar el dolor. Si la neuropatía es causada por un traumatismo o una lesión, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para reparar los daños nerviosos. En general, el pronóstico de la neuropatía del plexo braquial varía ampliamente, desde una recuperación completa hasta una discapacidad permanente.

La osteotomía es un procedimiento quirúrgico ortopédico en el que se corta o se secciona un hueso en un punto específico. Esto se realiza con el objetivo de corregir deformidades óseas o alteraciones del alineamiento, como las producidas por artrosis, displasia de cadera o rodilla vara. Después de la osteotomía, el hueso se fija en la nueva posición deseada utilizando diferentes técnicas, como placas, clavos o tornillos, hasta que cicatriza y se solidifica (un proceso conocido como consolidadción). La osteotomía puede realizarse en diversas partes del esqueleto, dependiendo de la afección que se esté tratando.

La anomalía torsional es una afección en la que el útero se encuentra torcido o inclinado de forma anormal. Esta condición puede ser congénita (presente desde el nacimiento) o adquirida más tarde en la vida, y puede variar en gravedad. En algunos casos, la anomalía torsional puede causar problemas de fertilidad o provocar dolor pélvico. El tratamiento dependerá de la gravedad de los síntomas y puede incluir medicamentos para aliviar el dolor o cirugía para corregir la posición del útero.

Es importante tener en cuenta que la información proporcionada está diseñada con fines informativos y educativos, y no pretende sustituir el consejo de un profesional médico. Si usted cree que puede experimentar esta afección o cualquier otro problema de salud, debe buscar atención médica de inmediato.

El análisis radioestereométrico es una técnica de medición radiológica que se utiliza en el campo de la medicina y la investigación biomédica para evaluar cambios dimensionales y de posición en estructuras óseas o implantes quirúrgicos. Esta técnica involucra la adhesión de marcadores radioopacos a los huesos o implantes, y luego se toman radiografías en diferentes momentos en el tiempo.

La posición y orientación de los marcadores radioopacos se determinan mediante análisis de las imágenes radiográficas, y se utilizan para calcular los cambios en la distancia y ángulo entre ellos. Esto permite medir con precisión los movimientos y deformaciones de las estructuras óseas o implantes.

El análisis radioestereométrico se utiliza a menudo en estudios clínicos y de investigación para evaluar la eficacia de diferentes tratamientos, como la cirugía ortopédica o la terapia con dispositivos médicos. También se puede utilizar para monitorizar el proceso de curación después de una lesión o cirugía, o para estudiar los efectos de enfermedades óseas degenerativas como la artrosis.

En resumen, el análisis radioestereométrico es una técnica de medición radiológica precisa y no invasiva que se utiliza en el campo de la medicina y la investigación biomédica para evaluar cambios dimensionales y de posición en estructuras óseas o implantes quirúrgicos.

La densidad ósea se refiere a la cantidad de tejido mineralmente denso por unidad de volumen en los huesos. Es un parámetro objetivo que se utiliza comúnmente para ayudar a diagnosticar y monitorear la osteoporosis, una enfermedad caracterizada por huesos débiles y frágiles debido a la pérdida de tejido óseo. La densidad ósea se mide más comúnmente en la columna vertebral, cadera y muñeca utilizando técnicas especializadas como absorciometría dual de energía X-ray (DXA). Un resultado bajo en la densidad ósea indica un mayor riesgo de fracturas óseas.

Los traumatismos del nacimiento se refieren a lesiones físicas que un bebé puede sufrir durante el proceso de parto. Estas lesiones pueden ser causadas por diversos factores, como la presentación anormal del feto, el uso de instrumentos médicos durante el parto o por un parto particularmente difícil o prolongado.

Los tipos más comunes de traumatismos del nacimiento incluyen:

1. Hematomas subdurales y subgaleales: Son colecciones de sangre en el espacio entre el cráneo y el cerebro. Los moretones subdurales son menos comunes y más graves, ya que implican daño a los vasos sanguíneos del cerebro.

2. Fracturas de clavícula y húmero: Las fracturas de clavícula son las más comunes en los recién nacidos, especialmente en aquellos que han tenido partos difíciles o presentaciones anómalas. Las fracturas de húmero pueden ocurrir cuando se utiliza fuerza excesiva al extraer al bebé.

3. Lesiones nerviosas: El plexo braquial, un grupo de nervios que controlan los movimientos del brazo y la mano, puede resultar dañado durante el parto, especialmente en nacimientos difíciles o cuando se utilizan fórceps o ventosa. Esto puede causar parálisis temporal o permanente del brazo afectado.

4. Luxaciones de cadera: Ocurren cuando la cabeza del fémur se desliza fuera de su cavidad en la pelvis. Pueden ser congénitas o adquiridas durante el parto.

5. Contusiones y laceraciones: Las contusiones son moretones que pueden ocurrir cuando el bebé es comprimido durante el parto. Las laceraciones son cortes o rasguños en la piel del bebé, generalmente causadas por instrumentos médicos utilizados durante el parto.

La mayoría de estas lesiones suelen ser leves y desaparecen por sí solas después de un tiempo. Sin embargo, algunas pueden requerir tratamiento médico y, en casos raros, pueden causar daños permanentes o discapacidades. Los padres deben estar atentos a cualquier signo de lesión durante las primeras semanas después del nacimiento y consultar a un médico si tienen alguna preocupación.

La lordosis es un término médico que se refiere a la curvatura natural y normal de la columna vertebral en la región cervical (cuello) y lumbar (parte inferior de la espalda). Esta curva convexa hacia adelante permite que la cabeza se mantenga erguida y equilibre el peso del torso sobre la pelvis.

La lordosis fisiológica normal en la región lumbar mide entre 40-60 grados. Sin embargo, cuando esta curvatura se exagera o se produce una mayor convexidad en comparación con la curvatura normal, se denomina hiperlordosis o lordosis aumentada. Por otro lado, si falta o es insuficiente esta curva, se le conoce como hipolordosis o lordosis disminuida.

La lordosis puede ser causada por diversos factores, como mala postura, obesidad, embarazo, trastornos neuromusculares y degenerativos de la columna vertebral. En algunos casos, la lordosis excesiva puede provocar dolor de espalda, rigidez y otros síntomas relacionados con el sistema musculoesquelético. El tratamiento dependerá de la gravedad de los síntomas y podría incluir fisioterapia, ejercicios de fortalecimiento y estiramiento, terapia manual o, en casos más severos, intervenciones quirúrgicas.

No existe una definición médica específica para "Enciclopedias como Asunto" ya que esta frase parece ser una expresión coloquial o un título en lugar de un término médico. Sin embargo, si nos referimos al término "enciclopedia" desde un punto de vista educativo o del conocimiento, podríamos decir que se trata de una obra de consulta que contiene información sistemática sobre diversas áreas del conocimiento, organizadas alfabética o temáticamente.

Si "Enciclopedias como Asunto" se refiere a un asunto médico en particular, podría interpretarse como el estudio o la investigación de diferentes aspectos relacionados con las enciclopedias médicas, como su historia, desarrollo, contenido, estructura, impacto en la práctica clínica y la educación médica, entre otros.

Sin un contexto más específico, es difícil proporcionar una definición médica precisa de "Enciclopedias como Asunto".

El sacro es una parte triangular importante del esqueleto axial en el ser humano y otros animales vertebrados. Se encuentra en la región inferior de la columna vertebral, entre el coxis (parte posterior del esqueleto pélvico) y el cóccix. Está compuesto por cinco vértebras fusionadas (S1-S5), las cuales forman una estructura robusta y resistente que desempeña un papel fundamental en la soporte del cuerpo, la protección de los órganos pélvicos y la biomecánica de la marcha bípeda en humanos.

En términos médicos, el sacro se estudia principalmente dentro de la anatomía y la neurología, ya que contiene importantes estructuras nerviosas como la médula espinal y los nervios coccígeos y sacros. También es relevante en traumatología y ortopedia, dado que las lesiones en esta zona pueden afectar a la movilidad y funcionalidad del individuo. Además, el sacro desempeña un papel crucial en la estabilidad de la pelvis y la columna vertebral, por lo que es fundamental entender su estructura y función al estudiar o practicar medicina.

La cifosis es una curvatura anormal en la columna vertebral que se caracteriza por una excesiva convexidad hacia adelante en la región torácica o dorsal de la espalda. También se le conoce como joroba o gibosidad dorsal. Puede ser causada por diversos factores, como mala postura, osteoporosis, escoliosis no tratada, anomalías congénitas o enfermedades degenerativas de la columna vertebral. La gravedad de la cifosis puede variar desde leve a severa y, en casos graves, puede provocar dolor de espalda, dificultad para respirar y problemas pulmonares. El tratamiento dependerá de la causa subyacente y puede incluir fisioterapia, ejercicios de fortalecimiento, uso de fajas ortopédicas o, en casos más graves, cirugía correctiva.

En términos médicos, la palabra "nalgas" no se considera un término formal o estándar. Sin embargo, en términos coloquiales, "nalgas" se refiere al área anatómica que incluye los glúteos (nates) y a veces también las regiones adyacentes de la parte inferior de la espalda y los muslos superiores. Está compuesto por tejido graso y músculos, incluidos el glúteo mayor, glúteo medio y glúteo menor.

La columna vertebral, también conocida como la espina dorsal, es una estructura compleja y vital en el cuerpo humano. Se trata de una serie de huesos llamados vértebras que se apilan uno sobre otro formando una columna, con discos intervertebrales entre ellas que actúan como amortiguadores.

La columna vertebral tiene varias curvas naturales que le proporcionan fuerza y flexibilidad, permitiéndonos mantener el equilibrio, caminar erguidos y realizar una gran variedad de movimientos. Además, protege la médula espinal, el haz de nervios que transmite mensajes entre el cerebro y el resto del cuerpo.

Está dividida en cinco regiones: cervical, torácica, lumbar, sacra e ilíaca. Cada región desempeña funciones específicas y se adapta a las demandas de cada parte del cuerpo. Por ejemplo, la región cervical es más móvil para permitir el movimiento de la cabeza, mientras que la región lumbar soporta gran parte del peso del torso.

La salud de la columna vertebral es crucial para nuestra calidad de vida, ya que problemas en esta área pueden derivar en dolores de espalda, limitaciones de movimiento e incluso afectar órganos internos si se daña la médula espinal. Por lo tanto, mantener una buena postura, realizar ejercicios regularmente y evitar sobrecargas son medidas preventivas importantes para preservar su correcto funcionamiento.

El Sacro Imperio Romano Germánico, a menudo simplemente referido como el Sacro Imperio Romano, no es exactamente una entidad médica o científica en sí misma, sino más bien un tema de estudios históricos y políticos. Sin embargo, dado que ha jugado un papel importante en la historia europea y ha influido en el desarrollo de varias instituciones médicas y científicas, vale la pena proporcionar una breve descripción aquí.

El Sacro Imperio Romano Germánico fue una entidad política en Europa que existió durante más de mil años, desde el año 962 hasta 1806 dC. Fue fundado por el rey Otto I de Alemania (también conocido como Otto el Grande) y se concibió originalmente como un intento de revivir el antiguo Imperio Romano del Oeste bajo la autoridad del papado y la nobleza germánica.

A lo largo de su historia, el Sacro Imperio Romano Germánico experimentó varias transformaciones y cambios en su estructura y gobierno. Inicialmente, fue una monarquía electiva, donde el rey era elegido por los príncipes gobernantes de los territorios del imperio. Más tarde, evolucionó hacia una forma más federalista de gobierno, con poderosos estados principescos que gozaban de una gran autonomía dentro del imperio.

En términos de su impacto en el desarrollo de la medicina y las ciencias, el Sacro Imperio Romano Germánico desempeñó un papel importante en la promoción de la educación y el aprendizaje durante la Edad Media y el Renacimiento. Muchas universidades y colegios médicos fueron fundados en los territorios del imperio, como la Universidad de Heidelberg (fundada en 1386) y la Universidad de Viena (fundada en 1365). Estas instituciones contribuyeron al avance del conocimiento médico y científico, atrayendo a estudiosos e investigadores de toda Europa.

Además, el Sacro Imperio Romano Germánico también desempeñó un papel importante en la difusión de los descubrimientos y avances científicos entre sus estados miembros. La creación de redes de comunicación y colaboración entre los estudiosos e investigadores del imperio facilitó el intercambio de ideas y conocimientos, impulsando así el progreso en diversas áreas, incluyendo la medicina y las ciencias.

En resumen, aunque el Sacro Imperio Romano Germánico no tuvo un impacto directo en el desarrollo de la medicina y las ciencias, sí desempeñó un papel importante en la promoción del aprendizaje y la educación, así como en la creación de redes de comunicación y colaboración entre los estudiosos e investigadores. Estas contribuciones indirectas ayudaron a fomentar un entorno propicio para el avance del conocimiento médico y científico en Europa durante la Edad Moderna.

Inversión de las curvaturas: Equivale a una cifosis lumbar o de la región lumbar plana con retroversión pélvica dando origen a ... No presenta deformaciones óseas. ...
... ósea en la escápula o el húmero que imposibilita la utilización de implantes estándar, así como procedimientos previos de ... Influence of glenoid component design and humeral component retroversion on internal and external rotation in reverse shoulder ... óseos en el húmero proximal. Walker, M.; Brooks, J.; Willis, M.; Frankle, M. (2011). «How reverse shoulder arthroplasty works ...
Inversión de las curvaturas: Equivale a una cifosis lumbar o de la región lumbar plana con retroversión pélvica dando origen a ... No presenta deformaciones óseas. ...
Anteversión Ósea [C23.300.970.249] Anteversión Ósea * Retroversión Ósea [C23.300.970.374] Retroversión Ósea ...
Es por eso que la mayor parte del peso del cuerpo lo tendrá que soportar las estructuras óseas, dejando mucho menos trabajo a ... Relacionado con el anterior, capacidad de realizar una retroversión pélvica ("posterior pelvic tilt", PPT). ... Una mayor eficiencia, gastando menos energía al ser las estructuras óseas las que soportan en mayor medida el peso del cuerpo. ... Con la posición de la cadera me refiero a la retroversión pélvica (PPT). ...
Consisten en microroturas óseas que se producen por los impactos repetitivos de la carrera o por excesivas contracciones ... acompañado por una mala posición pélvica al no colocarla en retroversión. ...
retroversión anteversión. Para que la disposición de la cabeza del fémur se ajuste correctamente dentro del acetábulo, el muslo ... Anatomía: la estructura ósea es la base de nuestro cuerpo. No todo el mundo tenemos la misma disposición corporal. ...
Estos incluyen tejido óseo densificado debajo del cartílago (esclerosis subcondral), cambios quísticos, irregularidades óseas y ... sino que toma una postura en retroversión, observándose con frecuencia en los futbolistas. Esta alteración postural favorecida ... La sínfisis púbica es la unión anterior de los huesos coxales (ilíacos), dichas estructuras óseas se movilizan (hacia adelante ... En la región ósea anteriormente descrita convergen las inserciones de varios músculos importantes, entre ellos encontramos al ...
Dichos cambios estructurales óseos fueron acompañados de variaciones de tamaño y composición en los músculos del glúteo, ... de su rotación externa y de la retroversión pélvica (McAndrew y col, 2006). ...
Pliegue inguinal, es la única referencia que vamos a tomar no ósea, pero nos va a marcar un límite funcional de la ortesis para ... Conviene no confundir el ángulo de cadera con la anteversión o retroversión pélvica. Recordemos que el ángulo pélvico sagital ... Trocánter, como la protuberancia ósea que marca el eje de rotación de la cadera (aunque la cabeza femoral está más arriba, dado ...
La fijación ósea ocasional o la extracción de porciones de hueso para corregir los ángulos anatómicos son prácticas habituales ... Pelvis en retroversion * Gomukhasana * Yoga espalda baja * Dolor de hígado * Fascia profunda ...
... ósea. Las mujeres la sufren con mayor frecuencia por diferentes razones, para empezar porque su pico de masa ósea es inferior ... Por qué produce dolor la retroversión pélvica?. *. Qué es y para qué sirve una infiltración lumbar ... El objetivo del tratamiento es, en cualquier caso, tratar de evitar la pérdida de masa ósea. Para ello se puede recurrir al uso ... Por norma general, llegados los 30-35 años de edad, una persona llega a su pico de masa ósea, y a partir de ese momento se ...
Demuestra abducción, anteversión, retroversión y rotación interna/externa. Incluye ligamentos artificiales flexibles. Consta de ...
Dieta. Asegura que tu dieta incluya suficiente calcio y vitamina D, debido a que son muy importantes para la salud ósea. Una ... Retroversión y anteversión pélvica. Movimientos claves para proteger tu lumbar o, por el contrario, dañarlo ...
... ósea; el uso se limita a 24 meses porque la posible pérdida ósea continua puede ser irreversible. ... El examen pelviano puede ser normal, o los hallazgos pueden incluir un útero fijo y en retroversión, ovarios agrandados o ... El uso a largo plazo puede provocar pérdida ósea. Si el tratamiento tiene una duración > 6 meses, puede utilizarse un ... ósea. Si el tratamiento tiene una duración > 4 a 6 meses, puede utilizarse un progestágeno o un bifosfonato simultáneamente ...
Como la pelvis en retroversión (inclinación de la pelvis hacia atrás causada por los isquiotibiales) que mantendrá a los ... Componentes y estructuras Óseas * Tejidos, células y sustancias * Estructuras Anatómicas * Fisiologia y Funcionamiento ... Y de toda la cadena muscular posterior, más que todo, si padecemos de pelvis en retroversión. ... Íñigo que conciben la retroversión pélvica como principal causa o bien como un elemento casi siempre presente en la dolencia. ...
Si el tratamiento que llevamos a cabo busca la retroversión pélvica, como en el caso del tratamiento clásico dónde se busca el ... Comenzaremos por las estructuras óseas y, seguidamente, el estado de las cadenas musculares. ... Las compensaciones estáticas del acortamiento de isquiotibiales son el flexum de rodilla y la retroversión del ilíaco. Ambos ... Pierna de chute: ilíaco en retroversión por acción de isquiotibiales homolaterales, recto mayor homolateral y sistema cruzado ...
Anteversión Ósea [C23.300.970.249] Anteversión Ósea * Retroversión Ósea [C23.300.970.374] Retroversión Ósea ...
1, B, flecha). Con la reconstrucción ósea pudo verse un pequeño espolón a nivel clavicular antero posterior, en contacto con la ... como los movimientos repetitivos de retroversión, hiperabducción y extensión del brazo, provocan compresión y tensión excesiva ... óseas o tejidos blandos; el segundo subgrupo es el tipo venoso, que es el más común de los vasculares representando el 4%5-12. ...
Para ello, veremos cómo las fijaciones de la pelvis en anteversión o retroversión repercuten directamente en la columna lumbar ... Componentes óseos. Palpación de las estructuras más importantes, reconocimiento en uno mismo. ...
Anteversión o retroversión acetabular, en el que valoramos radiológicamente el nivel de cobertura anterior o posterior del ... Displasia acetabular, definida como la falta de generación de tejido óseo allí donde debería haberlo, y que principalmente se ... En primer lugar, por el factor de las inestabilidades óseas que requieren mayor recogimiento y tratamiento, así como la ... Enfoque sagital acetabular, referido a si existe anteversión o retroversión del acetábulo, que condiciona igualmente la ...
Útero en retroversión: es cuando el útero (matriz) se inclina hacia atrás en vez de hacia delante. ... Eventualmente se puede solicitar una densitometría ósea en pacientes menopáusicas en riesgo de sufrir osteoporosis. ...
Retroversión y anteversión pélvica. Movimientos claves para proteger tu lumbar o, por el contrario, dañarlo ... ósea. ...
Alteraciones rotacionales: Anteversión Femoral y Retroversión Femoral.. *Tendinitis y Tendinosis.. *Dolor de Cadera del ...
Útero invertido o en retroversión, una condición que afecta al 20 - 30% de mujeres ... óseos. ...
... ósea; el uso se limita a 24 meses porque la posible pérdida ósea continua puede ser irreversible. ... El examen pelviano puede ser normal, o los hallazgos pueden incluir un útero fijo y en retroversión, ovarios agrandados o ... El uso a largo plazo puede provocar pérdida ósea. Si el tratamiento tiene una duración > 6 meses, puede utilizarse un ... ósea. Si el tratamiento tiene una duración > 4 a 6 meses, puede utilizarse un progestágeno o un bifosfonato simultáneamente ...
Entre los 3.259 participantes en el estudio, la resonancia magnética mostró al menos una «lesión» ósea en 1.200 (el 36,8% de ... Con el cojín conseguimos una retroversión pélvica, con apertura facetaria del L5-sacro. Además, el uso del cojín Logurak ... Los resultados de este estudio y otros previos, reflejan que las lesiones óseas vertebrales benignas son frecuentes, pero no ... ósea La aparición de esos signos se asocia a la existencia de signos de degeneración discal avanzada. La pérdida de capacidad ...
En el caso de una fractura hay que valorar si existe algún tipo de fragmento óseo que comprima la raíz, y en muchas ocasiones ... Por qué produce dolor la retroversión pélvica?. *. Qué es y para qué sirve una infiltración lumbar ...
  • Es un hueso que forma parte de la anatomía de la pelvis , y se encuentra por encima de la sínfisis púbica, es extenso, grueso y posee tres porciones, la primera está localizada por arriba del agujero isquiopubiano, la segunda en el mismo agujero que la anterior y la última está ubicada en la zona inferior de la rama descendente del pubis. (fisioterapia-online.com)
  • Es el máximo responsable de la estabilidad sagital en posición vertical , manteniendo pelvis y columna centradas respecto a las caderas. (pasoclave.com)
  • Además de esa estabilidad de la pelvis y el raquis, se encarga de extender la cadera , de su rotación externa y de la retroversión pélvica (McAndrew y col, 2006). (pasoclave.com)
  • Como la pelvis en retroversión (inclinación de la pelvis hacia atrás causada por los isquiotibiales) que mantendrá a los músculos aductores en constante estiramiento y a los rectos abdominales en constante contracción -por lo que no deberías hacer abdominales sino concentrarte en estirar los músculos isquiotibiales, verdaderos causantes de tu pelvis en retroversión. (fisioterapia-online.com)
  • Y de toda la cadena muscular posterior, más que todo, si padecemos de pelvis en retroversión. (fisioterapia-online.com)
  • La lordosis es una curvatura de la columna vertebral en la región cervical de convexidad anterior (o concavidad posterior). (wikipedia.org)
  • 1]​ La lordosis fisiológica es un tipo de curvatura fisiológica de convexidad anterior o concavidad posterior, ambas denominaciones son equivalentes. (wikipedia.org)
  • 2]​ La lordosis patológica o hiperlordosis es un aumento de la curvatura de concavidad posterior o convexidad anterior. (wikipedia.org)
  • Relacionado con el anterior, capacidad de realizar una retroversión pélvica ("posterior pelvic tilt", PPT). (bodybygymnastics.com)
  • Esa rotación externa es muy importante en la escalada en placa vertical . (pasoclave.com)
  • Demuestra abducción, anteversión, retroversión y rotación interna/externa. (zeigenmx.com)
  • Las mujeres la sufren con mayor frecuencia por diferentes razones, para empezar porque su pico de masa ósea es inferior al de los hombres, y con el propio proceso de menopausia se acelera la pérdida de hueso. (columnavertebral.net)
  • La osteoporosis se considera que es una enfermedad silenciosa, ya que no manifiesta síntomas hasta que se aprecia una pérdida del hueso importante , lo que acaba derivando en la aparición de diferentes fracturas, con lo que ello conlleva. (columnavertebral.net)
  • Antes de continuar, no es la primera vez que se habla sobre este tema, ya que el Dr. Aaron Horschig en 2016, publicó sobre el funcionamiento de la cadera en una sentadilla. (rehabmg.es)
  • La cadera es una articulación esférica. (rehabmg.es)
  • En los pasos desplomados y largos es igualmente crucial al extender la cadera mientras mantienes la tensión corporal . (pasoclave.com)
  • El glúteo medio es el principal abductor de la cadera . (pasoclave.com)
  • Como abductor de la cadera, es el músculo principal en los ganchos de talón que usas escalando. (pasoclave.com)
  • La mejor forma de activarlo es con movimientos de abducción de la cadera o ejercicios a una pierna, solicitando su función estabilizadora. (pasoclave.com)
  • La fractura de cadera tiene una importancia especial, ya que se considera que es un acontecimiento de gravedad puesto que requiere de una intervención quirúrgica para poder hacerle frente, así como el correspondiente ingreso hospitalario. (columnavertebral.net)
  • Esto es debido a que el centro de gravedad (representado por línea roja discontinua, Imagen 1.2) de nuestro cuerpo no cae en una línea perfecta sobre el talón de nuestras manos, por lo que el hombro, en concreto la parte anterior de este, junto con el tríceps tiene que estar en continua tensión para vencer el propio peso corporal. (bodybygymnastics.com)
  • Es por eso que la mayor parte del peso del cuerpo lo tendrá que soportar las estructuras óseas, dejando mucho menos trabajo a nuestros músculos y, por lo tanto, acumularemos menos fatiga pudiendo aguantar la posición por mucho más tiempo (Imagen 2.2). (bodybygymnastics.com)
  • Es muy difícil para los hombros mantener esa línea con el resto del cuerpo, en una flexión de 180º respecto al torso. (bodybygymnastics.com)
  • la estructura ósea es la base de nuestro cuerpo. (rehabmg.es)
  • Esta patología que afecta la región pubiana del cuerpo es generada por fuertes movimientos reiterados que producen una sobre carga osteo-articular, y tendinosa de la sínfisis púbica. (fisioterapia-online.com)
  • Dado que en el cuerpo humano, se producen movimientos que alteran la morfología original, vamos a localizar las prominencias óseas más remarcables para esta labor. (andade.es)
  • Nuestra espalda es una estructura compleja de músculos, ligamentos, tendones y huesos, que trabajan de manera conjunta para sostener el cuerpo y permitir movernos. (abc.es)
  • Es más frecuente en la región lumbar, en donde se define como una concavidad mayor a 60°, y se debe a múltiples causas congénitas, posturales, postquirúrgicas, traumáticas, neuromusculares, pélvicas entre otras. (wikipedia.org)
  • Desaparece la lordosis lumbar que es reemplazada por una curva cifótica que va desde el sacro a la región cervical. (wikipedia.org)
  • Inversión de las curvaturas: Equivale a una cifosis lumbar o de la región lumbar plana con retroversión pélvica dando origen a un dorso plano o lordosis dorsal. (wikipedia.org)
  • Para ello, veremos cómo las fijaciones de la pelvis en anteversión o retroversión repercuten directamente en la columna lumbar, constituyendo una de las principales causas de las alteraciones que se estudian en el curso dedicado a esta región. (joseluismarin-anatomia.com)
  • Por esta razón, el contenido de este curso, aunque es completo en sí mismo, está en continuidad con el curso de la columna lumbar. (joseluismarin-anatomia.com)
  • El dolor de espalda, especialmente en la zona lumbar, es posiblemente una de las molestias más universales que existe. (abc.es)
  • Este es un ejercicio de relajación de la musculatura lumbar. (eede.es)
  • Es muy posible que en más de una ocasión hayas escuchado hablar de la radiculopatía lumbar , si bien hay que tener en cuenta que para poder entender en qué consiste y la forma de hacerle frente, se deben tener en cuenta unos aspectos previos. (columnavertebral.net)
  • Una radiculopatía lumbar es una lesión de una o varias raíces nerviosas en la zona lumbar, existiendo distintas causas por las cuáles una raíz puede llegar a inflamarse, como es el caso de sufrir una hernia discal, una estenosis de canal o un tumor. (columnavertebral.net)
  • De esta manera, es posible sentir el dolor en zonas alejadas de donde se produce la lesión, que en este caso se produce a nivel lumbar y se siente el dolor en la pierna. (columnavertebral.net)
  • muy importantes para la salud ósea. (abc.es)
  • La cadera es un segmento anatómico que tiene una importancia transcendental en el desarrollo de la postura sedente en pacientes con parálisis cerebral y otras afectaciones neurológicas centrales. (articulosdeortopedia.com)
  • En la valoración de una cadera inestable pediátrica (es decir, en desarrollo), debemos tener en cuenta varios factores de gran relevancia para posicionar la misma en una correcta posición. (articulosdeortopedia.com)