Ausencia, total o parcial de cristalino en el campo visual; producida por cualquier causa excepto por la extracción de una catarata. La afaquia es fundamentalmente congénita o es resultado de la DISLOCACIÓN Y SUBLUXACIÓN DEL LENTE.
Inflamación supurativa de los tejidos de las estructuras internas del ojo frecuentemente asociada a alguna infección.
Ausencia del cristalino producida por la extracción de una catarata.
Lentes diseñados para ser utilizados en la superficie anterior del globo ocular.
Presencia de un lente intraocular despuéa de la extracción de cataratas.
Extirpación quirúrgica del CRISTALINO opacificado.
Lentes artificiales implantados.
Inserción de un lente artificial para sustituir el CRISTALINO natural después de la EXTRACCIÓN DE CATARATAS o para complementar al cristalino natural si este se deja en su sitio.
Opacidad del cristalino o de su cápsula, parcial o completa, de uno o ambos ojos, debilitando la visión o causando ceguera. Los numerosos tipos de cataratas se han clasificado atendiendo a su morfología (tamaño, forma, situación) o etiología (causa y momento de aparición). (Dorland, 28a ed)
Lentes de contacto blandos, flexibles, hechcs de polímeros plásticos que interactúan fácilmente con las moléculas de agua. Se disponen de muchos tipos, incluyendo versiones continuas o de uso extendido, los que son permeables al gas y que se esterilizan fácilmente.
La claridad o nitidez de la VISIÓN OCULAR o la capacidad del ojo para ver detalles finos. La agudeza visual depende de las funciones de la RETINA, la transmisión neuronal, y la capacidad interpretativa del cerebro. La agudeza visual normal se expresa como 20/20 que indica que se puede ver a 20 pies lo que normalmente debería ser visto a esa distancia. La agudeza visual también puede ser influenciada por el brillo, el color y el contraste.
Incapacidad de ver o pérdida o ausencia de la percepción de los estímulos visuales. Esta afección suele ser el resultado de ENFERMEDADES OCULARES, ENFERMEDADES DEL NERVIO ÓPTICO, enfermedades del QUIASMA ÓPTICO, o ENFERMEDADES CEREBRALES que afectan a las VÍAS VISUALES o al LÓBULO OCCIPITAL.
Anomalía congénita o del desarrollo en la que los globos oculares son anormalmente pequeños.
Sangramiento en la cámara anterior del ojo.
Anomalía del desarrollo ocular en la que no regresan el CUERPO VÍTREO primario y su vascularización hialoidea circundante. Generalmente es unilateral y se caracteriza por CATARATA, MICROFTALMÍA (globos oculares pequeños) y tejido fibrovascular retrolenticular. (Yanoff: Ophthalmology, 2nd ed.)
Desviación de los índices promedio o estándares de refracción del ojo a través de su aparato dióptrico o de refracción.
Enfermedad en la que la imagen ocular de un objeto que se ve por un ojo difiere, en tamaño y forma, a la que se ve por el otro.
Par de lentes oftálmicos en una armadura o montura que se apoya en la nariz y orejas. El propósito de ellos es ayudar o mejorar la visión. No incluye gafas o cristales para el sol no prescritos para los que se dispone del término DISPOSITIVOS PROTECTORES DE LOS OJOS.

La afaquia es una afección ocular en la que el cristalino del ojo, también conocido como lente intraocular, se ha desplazado o extraído de su posición normal detrás del iris. Esta condición puede ser congénita o adquirida. La causa más común de afaquia en adultos es la cirugía de cataratas, en la que el cristalino opaco se extrae quirúrgicamente para mejorar la visión. Sin embargo, si no se reemplaza el cristalino o si el reemplazo no está colocado correctamente, puede resultar en afaquia. Los síntomas de la afaquia pueden incluir visión borrosa, halos alrededor de las luces y sensibilidad a la luz. El tratamiento generalmente implica el reemplazo quirúrgico del cristalino con una lente intraocular artificial.

La endoftalmitis es una afección ocular grave que involucra la inflamación intraocular del humor vítreo dentro del ojo. Normalmente, es el resultado de una infección bacteriana, pero también puede ser causada por hongos o otros microorganismos. La infección puede alcanzar el ojo a través de diversas vías, como traumatismos, cirugía ocular (particularmente después de una cirugía de cataratas), o spread sistémico (desde otra parte del cuerpo).

Los síntomas de la endoftalmitis pueden incluir dolor ocular intenso, enrojecimiento ocular, disminución de la visión, sensibilidad a la luz, y la aparición de puntos flotantes o nubosidad en el campo visual. La afección requiere atención médica inmediata y tratamiento agresivo, que generalmente implica antibióticos administrados por vía intravítrea (inyección directa dentro del ojo), junto con posibles antibióticos orales o intravenosos. En algunos casos graves, puede ser necesaria una intervención quirúrgica adicional para eliminar el tejido infectado y reducir la presión intraocular. Si no se trata a tiempo, la endoftalmitis puede conducir a ceguera permanente o incluso pérdida del ojo.

La afaquia poscataracta es una afección ocular en la que se ha producido una pérdida total del cristalino del ojo, generalmente como resultado de una cirugía de cataratas previa. La palabra "afaquia" proviene del griego y significa "sin cristalino".

Durante la cirugía de cataratas, el cristalino opaco se extrae quirúrgicamente y normalmente es reemplazado por una lente intraocular (LIO) para restaurar la visión. Sin embargo, en algunos casos raros, la cirugía puede resultar en la extracción completa del cristalino sin el posterior implante de una LIO, lo que lleva a la afaquia poscataracta.

Esta condición puede causar problemas visuales significativos, como hipermetropía grave (hiperopía), debido al cambio en la curvatura del cristalino y la falta de refracción adecuada de la luz en el ojo. Las personas con afaquia poscataracta pueden experimentar visión borrosa, dificultad para enfocar objetos cercanos y lejanos, y sensibilidad a la luz brillante (fotofobia).

El tratamiento de la afaquia poscataracta implica la colocación quirúrgica de una LIO adecuada para corregir los problemas refractivos y mejorar la visión. Es importante buscar atención médica especializada en oftalmología para abordar esta condición y prevenir complicaciones adicionales.

Los lentes de contacto son dispositivos médicos correccionales y cosméticos que se colocan directamente sobre la córnea del ojo. Están diseñados para mejorar la visión alterada por diversas condiciones refractivas, como miopía (visión corta), hipermetropía (visión lejana), astigmatismo (deformación de la curvatura de la córnea) y presbicia (vista cansada relacionada con la edad).

Existen diferentes tipos de lentes de contacto, variando en materiales, diseños y programas de reemplazo. Los materiales pueden ser de hidrogel o de silicona hidrogel, mientras que los diseños incluyen esfera, tóricos (para astigmatismo), multifocales (para visión de cerca, intermedia y lejana) y especializados para enfermedades o condiciones oculares particulares. Los programas de reemplazo pueden ser diarios, bi-semanales, mensuales o hasta anuales, dependiendo del tipo de lente y las preferencias del usuario.

Es fundamental que los lentes de contacto sean recetados e instruidos por un profesional de la salud ocular calificado para garantizar una correcta adaptación, uso seguro y comodidad. El incumplimiento de las pautas de cuidado y manipulación adecuadas puede dar lugar a infecciones o complicaciones oculares potencialmente graves.

La pseudofaquia es una afección ocular en la que se produce una opacidad en la cápsula posterior del cristalino, después de haber sido previamente extraído quirúrgicamente (por ejemplo, durante una cirugía de cataratas), lo que resulta en la apariencia y función similar a un lente intraocular (LIO) o "lente falso".

Este fenómeno se produce cuando se forma tejido fibroso u opaco dentro de la cápsula del cristalino tras la cirugía, lo que puede causar visión borrosa o distorsionada similar a la presencia de una catarata. La pseudofaquia generalmente se trata mediante una cirugía adicional para eliminar el tejido opaco y restaurar la claridad visual.

Es importante notar que, aunque la palabra 'pseudofaquia' suene similar a 'farsightedness' (hipermetropía o hiperopía en español), no están relacionadas etimológica ni conceptualmente. La pseudofaquia se refiere específicamente al estado del cristalino tras una cirugía, mientras que la hipermetropía es un tipo de error de refracción en el ojo.

La extracción de cataratas es un procedimiento quirúrgico en el que se extrae el cristalino natural opaco del ojo, conocido como catarata, y se reemplaza por una lente intraocular artificial. El objetivo de esta cirugía es restaurar la claridad visual y mejorar la calidad de vida del paciente. La operación generalmente se realiza bajo anestesia local y tiene un alto índice de éxito y seguridad en la mayoría de los casos.

Lente Intraocular (LIO) es un dispositivo médico que se implanta quirúrgicamente dentro del ojo para reemplazar el cristalino natural cuando está nublado o dañado, como en la catarata. También se utilizan lentes intraoculares premium para corregir problemas de refracción, como la miopía, hipermetropía o astigmatismo, en procedimientos conocidos como reemplazo de lente fáquico. Estos lentes pueden ser de diferentes materiales, como silicona, acrílico o hidrogel, y vienen en una variedad de potencias y diseños para adaptarse a las necesidades visuales específicas del paciente. La cirugía de implante de lente intraocular generalmente se realiza bajo anestesia local y es un procedimiento ambulatorio común con una alta tasa de éxito y baja tasa de complicaciones.

La implantación de lentes intraoculares (IOL, por sus siglas en inglés) es un procedimiento quirúrgico en oftalmología donde se introduce una lente artificial dentro del ojo para reemplazar la lente natural que ha sido extraída durante una cirugía de cataratas o como una corrección electiva para la presbicia o hipermetropía.

Existen diferentes tipos de lentes intraoculares, como las monofocales (corrigen la visión a distancia), multifocales (corrigen la visión a diversas distancias) y toricas (corrigen el astigmatismo). La selección del tipo más apropiado dependerá de las necesidades visuales y preferencias individuales del paciente.

La implantación de estas lentes se realiza mediante técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, como la facoemulsificación o el método femtosegundo, en los que se hace una pequeña incisión en la córnea para acceder al interior del ojo y retirar la lente natural opacificada. Posteriormente, se introduce la lente intraocular plegable a través de la incisión, la cual se despliega y se coloca en su posición definitiva dentro del ojo. Tras el procedimiento, el paciente puede necesitar usar gafas graduadas para obtener una visión nítida a ciertas distancias, aunque esto dependerá del tipo de lente intraocular implantada.

En la medicina, una catarata se refiere a la opacificación del cristalino natural del ojo, que es una lente transparente situada detrás del iris (la parte coloreada del ojo). La función principal del cristalino es enfocar la luz en la retina para producir una visión clara. Sin embargo, cuando el cristalino se vuelve opaco debido a la formación de cataratas, la luz no puede pasar correctamente a través de él, lo que resulta en una visión borrosa o distorsionada.

Las cataratas son un proceso gradual y normal del envejecimiento ocurre en aproximadamente el 50% de las personas mayores de 60 años y el 70% de las personas mayores de 75 años. Sin embargo, también pueden ocurrir en personas más jóvenes como resultado de una lesión o trauma ocular, exposición a radiación, uso prolongado de ciertos medicamentos, enfermedades sistémicas como diabetes o por factores genéticos.

Los síntomas comunes de las cataratas incluyen visión borrosa o nublada, dificultad para ver al conducir, especialmente durante la noche, sensibilidad a la luz, halos alrededor de las luces, disminución de los colores vibrantes y doble visión en un ojo. El tratamiento más común para las cataratas es la cirugía, en la que se extrae el cristalino opacificado y se reemplaza con una lente artificial llamada lente intraocular. La cirugía de cataratas es una intervención quirúrgica segura y efectiva que puede ayudar a restaurar la visión y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por esta afección.

Los lentes de contacto hidrofílicos, también conocidos como lentes de contacto no deshidratables o de alta retención de agua, son un tipo de lente de contacto soft que contiene una mayor proporción de agua en su matriz polimérica. Están diseñados para atraer y retener el agua, lo que les confiere una superficie más suave y lubricada.

La hidrofilia de estos lentes de contacto les permite mantener su transparencia y flexibilidad durante períodos prolongados, reduciendo así la sequedad ocular y la irritación asociadas con los lentes de contacto convencionales. Además, su alto contenido de agua facilita el intercambio de oxígeno entre el aire y la córnea, lo que contribuye a una mejor salud ocular.

Los lentes de contacto hidrofílicos son especialmente recomendables para aquellas personas que padecen sequedad ocular crónica, sensibilidad a las lentes de contacto o intolerancia a los lentes convencionales. Asimismo, su uso también está indicado en personas con ciertas afecciones oculares, como el síndrome del ojo seco o la queratoconjuntivitis vernal.

Entre los diferentes tipos de lentes hidrofílicos, cabe destacar los lentes de silicona hidrogel, que ofrecen una mayor permeabilidad al oxígeno y una excelente comodidad durante su uso prolongado. No obstante, antes de utilizar cualquier tipo de lente de contacto, es recomendable consultar con un especialista en oftalmología para determinar el tipo más adecuado en función de las necesidades y características individuales de cada persona.

La agudeza visual es una medida de la capacidad del sistema visual para distinguir los detalles finos y la fineza de la visión. Se define generalmente como la medida más pequeña de un objeto o símbolo que las personas pueden identificar correctamente a una distancia específica, bajo condiciones estándar de luz y con su mejor corrección óptica. La agudeza visual normal es típicamente 20/20 en los Estados Unidos, lo que significa que una persona puede ver a 20 pies lo que la mayoría de las personas promedio pueden ver a la misma distancia. Una agudeza visual peor que 20/20 indica que la visión es peor que la normal, mientras que una agudeza visual mejor que 20/20 significa que la visión es mejor que la normal.

La ceguera es una condición visual en la que una persona tiene una visión significativamente reducida o completamente ausente. La gravedad de la ceguera puede variar desde una disminución parcial de la agudeza visual hasta una pérdida total de la visión.

Existen diferentes grados y tipos de ceguera, dependiendo de la causa subyacente y del alcance de los daños en el sistema visual. Algunas personas pueden tener ceguera legal, lo que significa que su agudeza visual en el mejor ojo con corrección es inferior a 20/200, o que su campo visual se ha reducido a una amplitud de 20 grados o menos en el mejor campo visual.

La ceguera puede ser el resultado de diversas causas, incluyendo enfermedades oculares (como la degeneración macular, el glaucoma o la retinitis pigmentosa), lesiones oculares, trastornos neurológicos y defectos congénitos. En algunos casos, la ceguera puede ser reversible o mejorada con tratamientos médicos, cirugías u otros dispositivos de asistencia visual. Sin embargo, en otras situaciones, la pérdida de visión puede ser permanente e irreversible.

Las personas ciegas pueden enfrentar desafíos significativos en su vida diaria, pero con el apoyo adecuado y los recursos disponibles, muchas pueden llevar vidas plenas y productivas. La rehabilitación visual, la tecnología asistiva, el entrenamiento en movilidad y la orientación, y la educación especial pueden ayudar a las personas ciegas a desarrollar habilidades adaptativas y a maximizar su independencia y calidad de vida.

La microftalmia es un término médico que se refiere a una anomalía congénita en la cual el ojo o los ojos no logran desarrollarse completamente durante el embarazo, resultando en uno o ambos ojos siendo significativamente más pequeños de lo normal. La longitud del globo ocular afectado es generalmente menor a 20 milímetros en el nacimiento.

Esta condición puede variar en gravedad, desde casos leves donde el tamaño del ojo está ligeramente disminuido pero la visión es solo marginalmente afectada, hasta casos severos en los que el ojo es muy pequeño y no funcional, acompañado a veces de otros problemas oculares como cataratas, glaucoma, estrabismo u otras malformaciones.

La microftalmia puede ocurrir aisladamente o asociada con síndromes genéticos y ambientales, por lo que se recomienda una evaluación completa del paciente, incluyendo estudios genéticos y neurológicos, para determinar la etiología subyacente y planificar un manejo adecuado. El tratamiento puede incluir lentes correctivos, cirugía oculoplástica, terapia visual y/o apoyo protésico.

El hipema es un término médico que se refiere a la presencia de sangre en el humor acuoso del ojo, específicamente en la cámara anterior entre el iris y la córnea. Esta condición suele ser causada por traumatismos o lesiones oculares severas, como resultado de una rotura de los vasos sanguíneos dentro del ojo. El hipema puede variar en gravedad desde un pequeño manchón de sangre hasta una cantidad significativa que llena completamente la cámara anterior.

En algunos casos, el hipema puede resolverse por sí solo a medida que el cuerpo reabsorbe la sangre. Sin embargo, en otros casos, puede ser necesario un tratamiento médico o quirúrgico para prevenir complicaciones como el glaucoma, la formación de cataratas o daños permanentes en la visión. La gravedad y el pronóstico del hipema dependen de varios factores, como la cantidad de sangre presente, la causa subyacente y la existencia de otras lesiones oculares.

El vítreo primario hiperplásico persistente (PHPV) es una enfermedad ocular rara en la cual el vítreo, la gelatina transparente que llena el espacio entre el cristalino y la retina del ojo, no se desarrolla normalmente durante el período prenatal y los primeros años de vida. En condiciones normales, el vítreo se compone de una red delgada de fibrillas de colágeno y células especializadas llamadas fagocitos. Con el tiempo, estas células desaparecen y el vítreo se vuelve más acuoso y líquido.

Sin embargo, en los casos de PHPV, las células del vítreo no se absorben correctamente y persisten en el ojo, causando un engrosamiento y opacidad del vítreo. Estas células persistentes pueden multiplicarse y formar masas celulares conocidas como membranas de condensación o inclusiones vitreales. La presencia de estas membranas puede provocar tracciones anormales en la retina, lo que lleva a complicaciones como desprendimiento de retina, hemorragia vítrea y alteraciones en la visión.

La causa exacta del PHPV no está completamente clara, pero se cree que puede estar relacionada con una disfunción en el desarrollo embrionario o genético. El diagnóstico generalmente se realiza mediante exámenes oftalmológicos especializados, como la ecografía o la tomografía de coherencia óptica (OCT). El tratamiento puede incluir observación cuidadosa, terapia con láser o cirugía para eliminar las membranas vitreales anormales y prevenir complicaciones.

Los errores de refracción son condiciones visuales en las que el sistema óptico del ojo no puede enfocar correctamente la luz en la retina, lo que resulta en una visión borrosa. Esto ocurre cuando la forma o longitud del ojo no es normal, impidiendo que la luz se enfoque adecuadamente. Hay tres tipos principales de errores de refracción: miopía, hipermetropía y astigmatismo.

1. Miopía: También conocida como vista corta, es un error de refracción en el que la luz se enfoca delante de la retina en lugar de directamente sobre ella. Esto sucede cuando el ojo es más largo de lo normal o su curvatura corneal es demasiado pronunciada. Como resultado, los objetos distantes aparecen borrosos, mientras que los cercanos se ven con claridad.

2. Hipermetropía: También llamada hiperopía o vista larga, es un error de refracción en el que la luz se enfoca detrás de la retina en lugar de directamente sobre ella. Esto ocurre cuando el ojo es más corto de lo normal o su curvatura corneal es demasiado plana. En consecuencia, los objetos cercanos aparecen borrosos, mientras que los lejanos se ven con claridad, aunque a veces incluso estos últimos pueden verse borrosos si la hipermetropía es alta.

3. Astigmatismo: Es un error de refracción en el que la curvatura de la córnea o del cristalino no es uniforme, lo que hace que la luz se enfoque en diferentes planos y distorsione la visión tanto de cerca como de lejos. Esto puede causar visión borrosa, fatiga ocular y dolores de cabeza.

Los errores de refracción suelen corregirse mediante el uso de anteojos, lentes de contacto o cirugía refractiva, como la keratomileusis in situ asistida por láser (LASIK).

Aniseiconia es un término médico que se refiere a una condición visual en la cual hay una diferencia significativa en el tamaño aparente de objetos vistos por cada ojo. Esta asimetría en el tamaño de las imágenes que llegan a cada uno de los ojos puede ser causada por diversas afecciones, como anisometropía (una diferencia en la graduación de las gafas entre ambos ojos), estrabismo (desalineación de los ojos) o diferencias en el tamaño de las pupilas.

La aniseiconia puede provocar dificultades en la percepción de profundidad, fatiga visual y dolores de cabeza. El tratamiento generalmente consiste en corregir la causa subyacente, como ajustando la prescripción de las gafas o mediante el uso de prismas para alinear los ejes visuales de cada ojo. En casos graves, puede ser necesaria la intervención quirúrgica para corregir el estrabismo o otros problemas oculares subyacentes.

Los anteojos, también conocidos como gafas o lentes, son dispositivos ópticos correctivos que se utilizan para mejorar la visión de una persona. Se componen generalmente de dos lentes montados en un marco que se ajusta sobre la nariz y las orejas.

Existen diferentes tipos de anteojos, entre los cuales se incluyen:

1. Anteojos de aumento o lectoras: Se utilizan para ayudar a ver objetos cercanos con mayor claridad, especialmente en personas mayores que tienen presbicia o vista cansada.
2. Anteojos bifocales o progresivos: Estos lentes tienen dos o más potencias diferentes en la misma lente, lo que permite ver a distintas distancias sin tener que cambiarse de anteojos. Los bifocales tienen una línea visible que separa las dos potencias, mientras que los progresivos son graduales y no tienen líneas visibles.
3. Anteojos monofocales: Son lentes con una sola potencia, diseñados para corregir la visión a distancia o cercana, pero no ambas a la vez.
4. Anteojos de sol: Se utilizan para proteger los ojos de los rayos solares dañinos y reducir el deslumbramiento. Pueden ser prescripción o sin graduación.
5. Anteojos protectores: Se usan en trabajos o actividades que puedan representar un riesgo para los ojos, como la soldadura o el trabajo con químicos.

Los anteojos se recetan después de una evaluación visual completa realizada por un oftalmólogo o un optometrista. La prescripción incluye la potencia correctiva necesaria para cada ojo y otras especificaciones como el tipo de lente, el tamaño y la forma del marco.

Afaquia Poscatarata. Afaquia Postcatarata. Drusen Retiniano. Drusas Retinianas. Enfermedades de la Esclera. Enfermedades de la ...
Afaquia Poscatarata. Afaquia Postcatarata. Drusen Retiniano. Drusas Retinianas. Enfermedades de la Esclera. Enfermedades de la ...
Afaquia Poscatarata. Afaquia Postcatarata. Drusen Retiniano. Drusas Retinianas. Enfermedades de la Esclera. Enfermedades de la ...
Afaquia Poscatarata. Afaquia Postcatarata. Drusen Retiniano. Drusas Retinianas. Enfermedades de la Esclera. Enfermedades de la ...
Afaquia Poscatarata. Afaquia Postcatarata. Drusen Retiniano. Drusas Retinianas. Enfermedades de la Esclera. Enfermedades de la ...
Afaquia Postcatarata. Afaquia Poscatarata. C13 - Enfermedades Urogenitales Femeninas y Complicaciones del Embarazo. Depresión ...
Afaquia Poscatarata. Afaquia Postcatarata. Drusen Retiniano. Drusas Retinianas. Enfermedades de la Esclera. Enfermedades de la ...
Afaquia Poscatarata. Afaquia Postcatarata. Drusen Retiniano. Drusas Retinianas. Enfermedades de la Esclera. Enfermedades de la ...
Afaquia Poscatarata. Afaquia Postcatarata. Drusen Retiniano. Drusas Retinianas. Enfermedades de la Esclera. Enfermedades de la ...
Afaquia Postcatarata. Afaquia Poscatarata. C13 - Enfermedades Urogenitales Femeninas y Complicaciones del Embarazo. Depresión ...
Afaquia Postcatarata. Afaquia Poscatarata. C13 - Enfermedades Urogenitales Femeninas y Complicaciones del Embarazo. Depresión ...
Afaquia Postcatarata. Afaquia Poscatarata. C13 - Enfermedades Urogenitales Femeninas y Complicaciones del Embarazo. Depresión ...
Afaquia Postcatarata. Afaquia Poscatarata. C13 - Enfermedades Urogenitales Femeninas y Complicaciones del Embarazo. Depresión ...

No hay FAQ disponibles para "afaquia poscatarata"

No hay imágenes disponibles para "afaquia poscatarata"