Un agente utilizado como sustrato en ensayos para colinesterasas, especialmente para discriminar entre tipos enzimáticos.
Enzima que cataliza la hidrolisis de la ACETILCOLINA en COLINA y acetato. En el SISTEMA NERVIOSO CENTRAL, esta enzima desempeña un papel en la función de las uniones neuromusculares periféricas. EC 3.1.1.7.
Grupo de enzimas que por medio de hidrólisis inactivan los ésteres de la colina. Tiene particular importancia la acetilcolinesterasa.(Diccionario terminológico de ciencias médicas, Masson, 13a ed.)
N,N',N'',N'''-Tetraisopropilpirofosfamida. Un inhibidor específico de las pseudocolinesterasas. Es comunmente utilizado experimentalmente para determinar cuando pseudo- o acetilcolinesterasas están involucradas en un proceso enzimático.
Fármacos que inhiben las colinesterasas. El neurotransmisor ACETILCOLINA se hidroliza rápidamente y, por tanto, resulta inactivado por las colinesterasas. Cuando se inhiben las colinesterasas, se potencia la acción de la acetilcolina liberada endógenamente en las sinapsis colinérgicas. Los inhibidores de la colinesterasas se usan mucho clínicamente por su potenciación de los impulsos colinérgicos al tracto gastrointestinal y a la vejiga urinaria, los ojos y los músculos esqueléticos.También se usan por sus efectos en el corazón y en el sistema nervioso central.
Mercaptolcolina utilizada como reactivo para la determinación de COLINESTERASAS. Sirve, asímismo, como tinción de nervios altamente selectivo.
Un aspecto de la colinesterasa (EC 3.1.1.8)
Proceso de disociación de un compuesto químico por la adición de una molécula de agua.
La tasa de la dinámica en los sistemas físicos o químicos.
Propiedad característica de la actividad enzimática con relación a la clase de sustrato sobre el cual la enzima o molécula catalítica actúa.

La acetilcolina es un neurotransmisor importante en el sistema nervioso central y periférico de muchos organismos, incluyendo los seres humanos. Es responsable de la transmisión de señales entre las neuronas y los músculos esqueléticos. La acetilcolina se sintetiza a partir de la colina y la acetil-CoA, gracias a la enzima colina acetiltransferasa.

La acetiltiocolina, por otro lado, no es un término médico o fisiológico ampliamente utilizado. Sin embargo, se puede inferir que podría referirse al compuesto químico formado cuando la acetil-CoA se une a la tiocolina, una sal de la colina. La tiocolina es un aminoéster cuaternario que se encuentra en algunas plantas y se utiliza en la industria farmacéutica como precursor de fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central.

No obstante, dado que la acetiltiocolina no es un término médico o fisiológico ampliamente reconocido, se recomienda buscar información adicional y específica sobre su significado y uso en contextos particulares.

La acetilcolinesterasa es una enzima que se encuentra en el cuerpo humano y desempeña un papel crucial en la transmisión nerviosa. Se encarga de catalizar la hidrólisis del neurotransmisor acetilcolina en las sinapsis, lo que lleva a su descomposición en colina y ácido acético.

Este proceso permite que la señal transmitida por el neurotransmisor se interrumpa después de que haya cumplido su función, evitando así una sobreestimulación del receptor. La acetilcolinesterasa está presente en las sinapsis neuromusculares y en las sinapsis nerviosas del sistema nervioso central y periférico.

La inhibición de la actividad de la acetilcolinesterasa es el mecanismo de acción de algunos fármacos utilizados en el tratamiento de enfermedades neurológicas, como el Alzheimer o la miastenia gravis. Estos medicamentos aumentan los niveles de acetilcolina en las sinapsis y mejoran así la transmisión nerviosa.

La colinesterasa es una enzima que se encuentra en el cuerpo humano y animal, así como en algunos tipos de bacterias y plantas. Hay dos tipos principales de colinesterasas: acetilcolinesterasa (AChE) y butirilcolinesterasa (BChE).

La AChE es la más abundante y se encuentra principalmente en el sistema nervioso, donde descompone la acetilcolina, un neurotransmisor importante que interviene en la transmisión de señales entre las neuronas. La BChE, por otro lado, se encuentra en muchos tejidos diferentes, incluyendo el hígado y los músculos, y descompone una variedad de compuestos químicos que contienen colina.

Las colinesterasas tienen importancia clínica porque algunos fármacos y sustancias tóxicas inhiben su actividad, lo que puede provocar un aumento de los niveles de acetilcolina en el cuerpo y una variedad de efectos adversos, como náuseas, vómitos, sudoración, temblor, debilidad muscular y dificultad para respirar. Algunos ejemplos de sustancias que inhiben la actividad de las colinesterasas incluyen los organofosforados, como el insecticida parathion, y algunos fármacos utilizados en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, como el donepezilo y la galantamina.

La medición de los niveles de colinesterasas en sangre o plasma se puede utilizar como un indicador de exposición a sustancias tóxicas que inhiben su actividad y como una herramienta de diagnóstico para algunas enfermedades, como la miastenia gravis, una enfermedad neuromuscular autoinmune que se caracteriza por una debilidad muscular progresiva.

La Tetraisopropilpirofosfamida (TIPP) es un compuesto organofosforado que se utiliza en la síntesis química como agente alquilante. No tiene un uso médico directo como fármaco, pero a veces se utiliza en la investigación biomédica.

En términos de su estructura química, la TIPP consiste en un átomo de fósforo unido a cuatro grupos isopropílicos (-CH(CH3)2). Es una sustancia extremadamente tóxica y reactiva.

Debido a su naturaleza reactiva, la TIPP puede causar daño significativo a los tejidos vivos si se ingiere, inhala o entra en contacto con la piel. Por lo tanto, se debe manejar con extrema precaución y solo por personal capacitado.

Los inhibidores de la colinesterasa son un grupo de fármacos que funcionan bloqueando la acción de la enzima colinesterasa. La colinesterasa descompone las neurotransmisores acetilcolina en el cuerpo. Al inhibir esta enzima, los niveles de acetilcolina aumentan, lo que puede ayudar a mejorar la comunicación entre las células nerviosas.

Estos medicamentos se utilizan principalmente en el tratamiento de diversas condiciones médicas, como la enfermedad de Alzheimer, la miastenia gravis y la demencia. También se utilizan en algunos casos para tratar la intoxicación con ciertos agentes nerviosos, ya que ayudan a revertir los efectos de la disminución de los niveles de acetilcolina causada por esas toxinas.

Existen diferentes tipos de inhibidores de la colinesterasa, como los irreversibles (como el donepezilo y la galantamina) y reversibles (como la neostigmina y la fisostigmina). Los irreversibles forman un enlace covalente con la enzima, lo que hace que su efecto dure más tiempo, mientras que los reversibles solo se unen débilmente a la enzima y pueden ser desplazados por otras moléculas.

Es importante tener en cuenta que los inhibidores de la colinesterasa también pueden producir efectos secundarios, como náuseas, vómitos, diarrea, mareos, sudoración excesiva y aumento de la frecuencia cardíaca. En dosis altas o en personas sensibles, pueden causar convulsiones, arritmias cardíacas y dificultad para respirar. Por lo tanto, su uso debe ser supervisado por un profesional médico capacitado.

La tiocolina es un agente de contraste utilizado en estudios diagnósticos, especialmente en radiología. Se trata de un compuesto químico que se une a las sales biliares y permite así su visualización en exámenes como la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE).

La CPRE es un procedimiento médico en el que se utiliza una sonda flexible con cámara para examinar el conducto biliar y el páncreas. Durante este procedimiento, se inyecta la tiocolina a través de la sonda, lo que permite al radiólogo observar y evaluar visualmente estos conductos en busca de posibles obstrucciones, cálculos o anomalías.

La tiocolina es un agente de contraste iodado, lo que significa que contiene iones de yodo, los cuales aumentan la densidad de las sales biliares y permiten su detección por rayos X. Es importante señalar que, como todos los fármacos, la tiocolina también puede producir efectos secundarios, como reacciones alérgicas o problemas renales, especialmente en personas con antecedentes de enfermedad renal o alergia al yodo.

La butirilcolinesterasa es una enzima que se encuentra principalmente en el hígado y el bazo, pero también en otros tejidos del cuerpo humano. Su función principal es descomponer las moléculas de colina butírica, un neurotransmisor importante en el sistema nervioso periférico. La butirilcolinesterasa también puede descomponer algunos fármacos y drogas que tienen una estructura similar a la colina butírica.

La actividad de la butirilcolinesterasa se utiliza como un indicador de la función hepática, ya que su nivel en sangre puede disminuir en caso de enfermedades hepáticas graves. Además, la butirilcolinesterasa se ha utilizado como un marcador bioquímico para evaluar la exposición a organofosforados y carbamatos, dos clases importantes de plaguicidas que inhiben la actividad de esta enzima.

La inhibición de la butirilcolinesterasa puede causar una acumulación de colina butírica en el cuerpo, lo que lleva a una estimulación excesiva del sistema nervioso periférico y a síntomas como sudoración, náuseas, vómitos, diarrea, temblor, debilidad muscular, visión borrosa y dificultad para respirar. En casos graves, la inhibición de la butirilcolinesterasa puede ser fatal.

La hidrólisis es un proceso químico fundamental que ocurre a nivel molecular y no está limitado al campo médico, sin embargo, desempeña un rol importante en diversas áreñas de la medicina y bioquímica.

En términos generales, la hidrólisis se refiere a la ruptura de enlaces químicos complejos mediante la adición de agua. Cuando un enlace químico es roto por esta reacción, la molécula original se divide en dos o más moléculas más pequeñas. Este proceso implica la adición de una molécula de agua (H2O) que contribuye con un grupo hidroxilo (OH-) a una parte de la molécula original y un protón (H+) a la otra parte.

En el contexto médico y bioquímico, la hidrólisis es crucial para muchas reacciones metabólicas dentro del cuerpo humano. Por ejemplo, durante la digestión de los macronutrientes (lípidos, carbohidratos y proteínas), enzimas específicas catalizan las hidrolisis de éstos para convertirlos en moléculas más pequeñas que puedan ser absorbidas e utilizadas por el organismo.

- En la digestión de carbohidratos complejos, como almidones y celulosa, los enlaces glucosídicos son hidrolizados por enzimas como la amilasa y la celulasa para formar moléculas simples de glucosa.
- En la digestión de lípidos, las grasas complejas (triglicéridos) son hidrolizadas por lipasas en el intestino delgado para producir ácidos grasos y glicerol.
- Durante la digestión de proteínas, las largas cadenas polipeptídicas son descompuestas en aminoácidos más pequeños gracias a las peptidasas y las endopeptidasas.

Además de su importancia en el metabolismo, la hidrólisis también juega un papel crucial en la eliminación de fármacos y otras sustancias xenobióticas del cuerpo humano. Las enzimas presentes en el hígado, como las citocromo P450, hidrolizan estas moléculas para facilitar su excreción a través de la orina y las heces.

La cinética en el contexto médico y farmacológico se refiere al estudio de la velocidad y las rutas de los procesos químicos y fisiológicos que ocurren en un organismo vivo. Más específicamente, la cinética de fármacos es el estudio de los cambios en las concentraciones de drogas en el cuerpo en función del tiempo después de su administración.

Este campo incluye el estudio de la absorción, distribución, metabolismo y excreción (conocido como ADME) de fármacos y otras sustancias en el cuerpo. La cinética de fármacos puede ayudar a determinar la dosis y la frecuencia óptimas de administración de un medicamento, así como a predecir los efectos adversos potenciales.

La cinética también se utiliza en el campo de la farmacodinámica, que es el estudio de cómo los fármacos interactúan con sus objetivos moleculares para producir un efecto terapéutico o adversos. Juntas, la cinética y la farmacodinámica proporcionan una comprensión más completa de cómo funciona un fármaco en el cuerpo y cómo se puede optimizar su uso clínico.

La especificidad por sustrato en términos médicos se refiere a la propiedad de una enzima que determina cuál es el sustrato específico sobre el cual actúa, es decir, el tipo particular de molécula con la que interactúa y la transforma. La enzima reconoce y se une a su sustrato mediante interacciones químicas entre los residuos de aminoácidos de la enzima y los grupos funcionales del sustrato. Estas interacciones son altamente específicas, lo que permite que la enzima realice su función catalítica con eficacia y selectividad.

La especificidad por sustrato es una característica fundamental de las enzimas, ya que garantiza que las reacciones metabólicas se produzcan de manera controlada y eficiente dentro de la célula. La comprensión de la especificidad por sustrato de una enzima es importante para entender su función biológica y el papel que desempeña en los procesos metabólicos. Además, esta información puede ser útil en el diseño y desarrollo de inhibidores enzimáticos específicos para uso terapéutico o industrial.

Actividades hidrolizantes de fenil valerato y acetiltiocolina sensibles a los organofosforados paraoxon y mipafox en células de ...
Actividades hidrolizantes de fenil valerato y acetiltiocolina sensibles a los organofosforados paraoxon y mipafox en células de ...
Artificialmente puede detectarse la actividad de esta enzima haciéndola reaccionar con Acetiltiocolina, lo que genera ...
Acetiltiocolina Acetiltransferasa A N-Terminal Acetiltransferasa B N-Terminal Acetiltransferasa C N-Terminal ...

No hay FAQ disponibles para "acetiltiocolina"