Los metilmanósidos son glucolípidos que contienen esfingosina y un derivado N-metilado de la inositol hexafosfocéramida. Se encuentran en tejidos animales y bacterianos. En humanos, los metilmanósidos se encuentran principalmente en el riñón y son excretados en la orina. La acumulación de metilmanósidos en el tejido renal puede conducir a una afección conocida como enfermedad de las inclusiones granulares, que es una forma rara de enfermedad renal hereditaria. (Fuente: Martindale: La Guía Completa de Medicamentos Internacionales)

Nota: Esta definición médica se proporciona con fines informativos y no debe utilizarse como asesoramiento médico o de otro tipo. Si está buscando un consejo médico, consulte a un profesional médico capacitado.