Los Avulavirus son un género de virus perteneciente a la familia Paramyxoviridae, que incluye varias especies conocidas por causar enfermedades respiratorias y gastrointestinales en aves y mamíferos. Las infecciones por Avulavirus se refieren a las enfermedades que resultan de la infección por estos virus en animales o humanos.

El Avulavirus más conocido es el Virus de la Encefalitis Equina del Oriente (EEEV), que puede causar enfermedad grave en caballos y, raramente, en humanos. Otras especies de Avulavirus incluyen el Virus de la Enfermedad Newcastle (NDV) y el Virus de la Parálisis del Pato (DPV), que afectan principalmente a aves de corral y aves acuáticas, respectivamente.

La transmisión de los Avulavirus suele producirse a través del contacto directo con secreciones respiratorias o fecales infectadas, aunque algunas especies también pueden transmitirse por vía aérea o por la ingesta de agua o alimentos contaminados. Los síntomas de las infecciones por Avulavirus varían según el virus y el huésped, pero pueden incluir fiebre, tos, dificultad para respirar, diarrea, vómitos y, en casos graves, neurológicos.

El tratamiento de las infecciones por Avulavirus suele ser sintomático y de apoyo, ya que no existe un antiviral específico para estos virus. La prevención se basa en la vacunación de los animales susceptibles y en el control de la exposición al virus mediante medidas de bioseguridad y control de vectores.

Avulavirus es un género de virus perteneciente a la familia Paramyxoviridae. Estos virus tienen un genoma de ARN monocatenario de sentido negativo y un tamaño aproximado de 15 kilobases. El género Avulavirus se divide en dos subgéneros: Avulavirus A e Avulavirus B, que incluyen varias especies de virus que infectan aves, como el virus de la enfermedad newcastle (NVD) y el virus de la parálisis nerviosa del pato (DPNV). Los síntomas de la infección por estos virus pueden variar desde leves a graves y dependen del tipo de virus y de la susceptibilidad de la especie aviar infectada. Algunas cepas de NVD pueden causar enfermedades graves en pollos, como la enfermedad newcastle, que se caracteriza por síntomas respiratorios, nerviosos y digestivos, y puede provocar una alta mortalidad en aves jóvenes. Por otro lado, el DPNV es responsable de la parálisis nerviosa del pato y causa síntomas neurológicos en patos y otras aves acuáticas. Es importante destacar que algunas especies de Avulavirus también pueden infectar a mamíferos, como el virus Sendai, que es un patógeno importante en ratones de laboratorio.