Los Hepacivirus son un género de virus perteneciente a la familia Flaviviridae. El miembro más conocido y estudiado de este género es el Virus de la Hepatitis C (VHC o HCV por sus siglas en inglés), que causa la hepatitis C en humanos.

El VHC es un virus de ARN monocatenario de sentido positivo, lo que significa que su genoma puede actuar directamente como ARN mensajero para la síntesis de proteínas. El genoma del VHC codifica para tres estructurales (Core, E1 y E2) y siete no estructurales (NS2, NS3, NS4A, NS4B, NS5A y NS5B) proteínas.

El VHC se transmite principalmente a través de contacto con sangre contaminada, por ejemplo, mediante el uso compartido de agujas o durante transfusiones de sangre no seguras. También puede transmitirse sexualmente, aunque este es un modo de transmisión menos común. La infección crónica por VHC puede conducir a complicaciones graves, como cirrosis y cáncer de hígado.

Además del VHC, se han identificado otros miembros del género Hepacivirus que infectan a diversas especies animales, como los caballos, perros, murciélagos y roedores. Sin embargo, el papel de estos virus en la enfermedad de sus huéspedes aún no está completamente claro.

No existe una definición médica específica para "Enciclopedias como Asunto" ya que esta frase parece ser una expresión coloquial o un título en lugar de un término médico. Sin embargo, si nos referimos al término "enciclopedia" desde un punto de vista educativo o del conocimiento, podríamos decir que se trata de una obra de consulta que contiene información sistemática sobre diversas áreas del conocimiento, organizadas alfabética o temáticamente.

Si "Enciclopedias como Asunto" se refiere a un asunto médico en particular, podría interpretarse como el estudio o la investigación de diferentes aspectos relacionados con las enciclopedias médicas, como su historia, desarrollo, contenido, estructura, impacto en la práctica clínica y la educación médica, entre otros.

Sin un contexto más específico, es difícil proporcionar una definición médica precisa de "Enciclopedias como Asunto".

El término "Colobus" se refiere a un género de primates conocidos como monos colobos, que pertenecen a la familia Cercopithecidae. Los monos colobos son originarios del continente africano y se caracterizan por su pelaje negro o blanco y por tener una nariz ancha y húmeda.

El nombre "Colobus" proviene de la palabra griega "kolobós", que significa "mutilado" o "con parte faltante", en referencia a la falta de un pulgar opuesto en sus manos, el cual es reemplazado por un pequeño dedo estilo-pulgar.

Estos primates son herbívoros y se alimentan principalmente de hojas, brotes y frutas. Viven en grupos sociales que pueden variar en tamaño desde unos pocos individuos hasta varias decenas. Son conocidos por sus habilidades arborícolas y son capaces de saltar entre los árboles con facilidad.

Aunque el término "Colobus" se refiere específicamente al género de monos colobos, a menudo se utiliza informalmente para referirse a cualquiera de las especies individuales que lo componen.

La Hepatitis C es una infección causada por el virus de la Hepatitis C (VHC), que ataca al hígado y puede provocar una inflamación aguda o crónica. La forma aguda suele ser asintomática, pero en aproximadamente un 15-20% de los casos se desarrollan síntomas como fatiga, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orina oscura y coloración amarillenta de la piel y ojos (ictericia).

La Hepatitis C crónica afecta a alrededor del 75-85% de las personas infectadas y puede conducir a complicaciones graves, como cicatrización del hígado (cirrosis), insuficiencia hepática, cáncer de hígado o fallo hepático. La transmisión del VHC se produce principalmente a través del contacto con sangre infectada, por ejemplo, compartiendo agujas o jeringuillas contaminadas, transfusiones sanguíneas previas a los años 90 en algunos países y, en menor medida, por relaciones sexuales sin protección o durante el parto de una madre infectada a su bebé.

No existe vacuna preventiva para la Hepatitis C, pero los nuevos tratamientos antivirales de acción directa (AAD) han demostrado ser eficaces en la curación de más del 95% de los pacientes infectados, incluso en aquellos con cirrosis. El diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno son claves para prevenir las complicaciones a largo plazo y mejorar el pronóstico de la enfermedad.

El carcinoma hepatocelular (HCC) es el tipo más común de cáncer primario del hígado en adultos. Se desarrolla a partir de las células hepáticas, también conocidas como hepatocitos. La mayoría de los casos de HCC están asociados con la cirrosis, una enfermedad crónica del hígado que da lugar a la formación de tejido cicatricial y puede ser causada por diversos factores, como el consumo excesivo de alcohol, la infección por virus de la hepatitis B o C, y la esteatohepatitis no alcohólica.

El HCC suele presentarse sin síntomas en las etapas iniciales, pero a medida que el tumor crece, pueden aparecer síntomas como dolor abdominal superior derecho, pérdida de apetito, pérdida de peso, náuseas y vómitos. El diagnóstico se realiza mediante pruebas de imagen, como la ecografía, la tomografía computarizada o la resonancia magnética, y se confirma con una biopsia del tejido hepático.

El tratamiento del HCC depende del tamaño y la localización del tumor, así como de la función hepática del paciente. Las opciones de tratamiento incluyen la cirugía para extirpar el tumor o el trasplante de hígado, la ablación con radiofrecuencia o la quimioembolización transarterial, que consiste en inyectar fármacos antineoplásicos directamente en el tumor a través de los vasos sanguíneos. En algunos casos, también se puede utilizar la terapia sistémica con fármacos dirigidos o inmunoterapia.

El pronóstico del HCC depende del estadio y la extensión del tumor en el momento del diagnóstico, así como de la función hepática del paciente. Los pacientes con tumores pequeños y una buena función hepática tienen un mejor pronóstico que aquellos con tumores más grandes o una función hepática deteriorada.

La Hepatitis C Crónica se define como una infección persistente del hígado por el virus de la hepatitis C (VCV) que dura más de 6 meses. Después de la infección aguda, alrededor del 55-85% de las personas no logran eliminar el virus y desarrollan una infección crónica. La hepatitis C crónica a menudo no presenta síntomas durante muchos años, pero gradualmente puede causar daño al hígado, lo que lleva a la cirrosis en aproximadamente el 10-30% de las personas infectadas. La cirrosis aumenta el riesgo de complicaciones graves, como insuficiencia hepática, cáncer de hígado y muerte. El diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno pueden ayudar a prevenir estas complicaciones.

La familia Flaviviridae es un grupo de virus que incluye varios patógenos humanos importantes. Está compuesta por cuatro géneros principales: Flavivirus, Hepacivirus, Pestivirus y Pegivirus.

1. Flavivirus: Este género incluye alrededor de 53 especies de virus, muchos de los cuales son responsables de enfermedades humanas importantes. Algunos ejemplos son el virus del dengue, el virus de la fiebre amarilla, el virus de la encefalitis japonesa y el virus del Zika. La mayoría de estos virus se transmiten a los humanos a través de picaduras de mosquitos o garrapatas infectadas.

2. Hepacivirus: Este género incluye el virus de la hepatitis C, que es un importante patógeno humano responsable de infecciones crónicas del hígado y diversas complicaciones relacionadas con la enfermedad hepática.

3. Pestivirus: Este género incluye virus que afectan principalmente a los animales, como el virus de la diarrea viral bovina (BVD) y el virus de la peste porcina clásica. Algunos de estos virus también pueden tener efectos zoonóticos, es decir, pueden transmitirse de animales a humanos en determinadas circunstancias.

4. Pegivirus: Este género incluye virus que se encuentran principalmente en los primates, incluidos los seres humanos. Algunos miembros de este género, como el pegivirus humano GBV-C, pueden causar infecciones asintomáticas o leves en humanos.

Los flavivirus tienen un genoma de ARN monocatenario de sentido positivo y están encapsulados en una nucleocápside rodeada por una envoltura lipídica. La replicación del genoma y la traducción de las proteínas se producen en el citoplasma de la célula hospedadora. Los flavivirus utilizan mecanismos complejos para evadir la respuesta inmune del huésped, lo que dificulta el desarrollo de vacunas y tratamientos eficaces contra las enfermedades causadas por estos virus.