Los fosfatidilserinas son tipos de fosfolípidos que se encuentran en las membranas celulares, especialmente en el cerebro. Constituyen alrededor del 10-15% de los fosfolípidos totales en las membranas celulares.

La fosfatidilserina está compuesta por un grupo fosfato, dos cadenas de ácidos grasos y una molécula de aminoalcohol serina. Tiene un papel importante en la señalización celular, la fluidificación de las membranas celulares y la protección contra el estrés oxidativo.

También desempeña un papel crucial en la integridad estructural y la función de las células nerviosas, lo que la convierte en un suplemento popular para mejorar la memoria y la cognición. Los niveles de fosfatidilserina disminuyen naturalmente con la edad, lo que puede contribuir al deterioro cognitivo relacionado con la edad.

En el contexto médico, los niveles bajos de fosfatidilserina en sangre y tejidos se han asociado con diversas afecciones, como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, la lesión cerebral traumática y el trastorno depresivo mayor.