La butilhidroxibutilnitrosamina (BBN o N-butyl-N-(4-hydroxybutyl)nitrosamine) es una potente nitrosamina, un tipo de compuesto químico que se ha utilizado en investigaciones para inducir cáncer en animales de laboratorio. Se sabe que las nitrosaminas son carcinógenos conocidos, lo que significa que pueden causar cáncer en humanos y animales.

BBN se forma cuando la butanona (un disolvente común) y el nitrito de sodio reaccionan juntos en presencia de aminas primarias como la butilamina. Se ha utilizado en estudios de investigación para inducir cáncer de vejiga en ratones y ratas, ya que se sabe que causa mutaciones genéticas y daño al ADN que pueden conducir al desarrollo de tumores malignos.

La exposición a BBN puede ocurrir a través de la inhalación, ingestión o absorción cutánea, y se ha demostrado que causa efectos adversos en la salud, especialmente en el sistema respiratorio y urinario. Sin embargo, es importante destacar que el uso de BBN está restringido estrictamente a fines de investigación y no se utiliza en ninguna aplicación médica o terapéutica en humanos.