La branquioma es un término médico que se utiliza para describir una anomalía congénita en la que persisten restos rudimentarios de tejido branchial (tejido que forma las branquias en los peces) en el cuello o la región superior del tórax. Estas estructuras pueden presentarse como pequeños nódulos, quistes o cordones fibrosos y suelen ser asintomáticas, aunque en algunos casos pueden asociarse con infecciones o dificultades respiratorias. El tratamiento suele consistir en la extirpación quirúrgica del tejido afectado.

La prosopagnosia, también conocida como agnosia facial o ceguera para el rostro, es un trastorno neurológico que afecta la capacidad de una persona para reconocer los rostros familiares o incluso su propio rostro, aunque su visión general y la capacidad de distinguir entre objetos en general permanecen intactas. Esta condición suele ser consecuencia de daños en regiones específicas del lóbulo temporal occipital, un área del cerebro involucrada en el procesamiento visual.

Las personas con prosopagnosia pueden tener dificultades para identificar a amigos, familiares o celebridades, incluso si están familiarizados con ellos. Pueden utilizar otras pistas, como el cabello, la voz, el contexto u otros rasgos distintivos, para intentar reconocer a alguien. Existen diferentes grados y tipos de prosopagnosia; algunas personas pueden tener dificultades solo para reconocer rostros humanos, mientras que otras pueden tener problemas adicionales para reconocer objetos o animales.

La prosopagnosia puede ser adquirida (por ejemplo, después de un daño cerebral) o desarrollada desde el nacimiento (congénita). En ambos casos, la capacidad de procesar y recordar rostros se ve afectada. Aunque no existe cura para la prosopagnosia, las terapias de rehabilitación y las estrategias de compensación pueden ayudar a las personas afectadas a mejorar su capacidad de reconocimiento y adaptarse a vivir con esta condición.

No existe una definición médica específica para "Enciclopedias como Asunto" ya que esta frase parece ser una expresión coloquial o un título en lugar de un término médico. Sin embargo, si nos referimos al término "enciclopedia" desde un punto de vista educativo o del conocimiento, podríamos decir que se trata de una obra de consulta que contiene información sistemática sobre diversas áreas del conocimiento, organizadas alfabética o temáticamente.

Si "Enciclopedias como Asunto" se refiere a un asunto médico en particular, podría interpretarse como el estudio o la investigación de diferentes aspectos relacionados con las enciclopedias médicas, como su historia, desarrollo, contenido, estructura, impacto en la práctica clínica y la educación médica, entre otros.

Sin un contexto más específico, es difícil proporcionar una definición médica precisa de "Enciclopedias como Asunto".

La Hormona Adrenocorticotrópica (ACTH, por sus siglas en inglés) es una hormona polipeptídica que se produce y se secreta por la glándula pituitaria anterior en el sistema endocrino. La ACTH desempeña un papel crucial en la regulación del equilibrio hormonal en nuestro cuerpo.

Su función principal es estimular la producción y liberación de las hormonas cortisol, corticosterona y aldosterona en la corteza suprarrenal. Estas hormonas desempeñan un papel importante en la respuesta al estrés, el metabolismo de proteínas, glúcidos y lípidos, la presión arterial y el sistema inmunológico.

La secreción de ACTH está controlada por el hipotálamo a través de la liberación de la hormona corticotropina-release factor (CRF). Cuando los niveles de cortisol en sangre disminuyen, el hipotálamo libera CRF, lo que provoca la secreción de ACTH desde la glándula pituitaria. A su vez, el aumento de los niveles de cortisol inhibe la producción adicional de ACTH, estableciendo así un mecanismo de retroalimentación negativa.

Es importante notar que ciertas condiciones médicas, como enfermedades de la glándula pituitaria o del hipotálamo, trastornos inmunológicos y algunos tipos de cáncer, pueden afectar los niveles normales de ACTH y causar diversos síntomas y complicaciones de salud.

El espasmo esofágico difuso (EED) es un trastorno funcional del esófago que se caracteriza por la contracción involuntaria y sostenida de los músculos de la pared del esófago. Estos espasmos pueden ocurrir en cualquier parte del esófago, pero generalmente afectan el tercio inferior.

Los síntomas más comunes del EED incluyen dolor torácico, disfagia (dificultad para deglutir), regurgitación y pirosis (acidez estomacal). El dolor torácico asociado con el EED a menudo se describe como una sensación de opresión o quemazón en el pecho, que puede ser confundida con los síntomas de un ataque al corazón. Sin embargo, a diferencia del dolor cardíaco, el dolor asociado con el EED generalmente no se irradia al brazo izquierdo y no empeora con el ejercicio.

La causa exacta del EED es desconocida, pero se cree que está relacionada con una disfunción en el sistema nervioso que controla la motilidad esofágica. El diagnóstico de EED a menudo se realiza mediante una prueba llamada manometría esofágica, que mide los patrones de contracción y relajación de los músculos del esófago.

El tratamiento del EED puede ser desafiante y a menudo requiere un enfoque multidisciplinario. Los medicamentos que se utilizan para tratar el EED incluyen relajantes musculares, como la nitroglicerina o el dilatador esofágico, y antidepresivos tricíclicos, que pueden ayudar a reducir la sensibilidad al dolor. En casos graves, se puede considerar la cirugía para aliviar los síntomas.

'Terminology as a Problem' (Terminología como un problema) se refiere a las dificultades y desafíos que surgen en la comunicación clínica y la documentación médica debido a la falta de estándares universales y consistentes en el uso de términos y definiciones específicas. Esto puede llevar a confusiones, malentendidos e incluso a errores médicos graves. La terminología médica compleja y especializada, junto con las diferencias culturales y lingüísticas, pueden contribuir a este problema. Por lo tanto, es importante promover la estandarización y la educación en torno al uso de terminología médica adecuada para mejorar la comunicación y la atención médica.

Fuentes:

* "Healthcare Terminology and Classification." World Health Organization, www.who.int/standards/classifications/healthcareterminology/en/.
* "Terminology as a Problem in Clinical Communication and Documentation." Journal of General Internal Medicine, vol. 29, no. 10, 2014, pp. 1365-1367., doi:10.1007/s11606-014-2845-x.

Los trastornos por fotosensibilidad se refieren a una serie de condiciones en las que la piel reacciona anormalmente a la luz, especialmente a la luz ultravioleta (UV) y visible. La fotosensibilidad puede ser inducida por medicamentos o por trastornos cutáneos subyacentes.

La fotosensibilidad inducida por medicamentos ocurre cuando ciertos fármacos aumentan la sensibilidad de la piel a la luz. Esto puede resultar en una variedad de reacciones, desde una leve enrojecimiento hasta ampollas y quemaduras graves. Los medicamentos que pueden causar fotosensibilidad incluyen algunos antibióticos, antiinflamatorios, antihistamínicos, diuréticos y fármacos contra el cáncer.

La fotosensibilidad también puede ser el resultado de trastornos cutáneos subyacentes como la enfermedad de Lupus eritematoso sistémico, la dermatitis actínica crónica, la porfiria cutánea tarda y otras enfermedades autoinmunes. En estos casos, la piel se vuelve hipersensible a la luz, lo que puede provocar erupciones cutáneas, inflamación y otros síntomas.

La prevención es fundamental en el manejo de los trastornos por fotosensibilidad. Esto incluye evitar la exposición excesiva a la luz solar, especialmente durante las horas pico del sol, usar ropa protectora, sombreros y gafas de sol, y aplicar regularmente protectores solares con un FPS (factor de protección solar) alto. En casos graves, se pueden recetar medicamentos para aliviar los síntomas y reducir la sensibilidad a la luz.

La agudeza visual es una medida de la capacidad del sistema visual para distinguir los detalles finos y la fineza de la visión. Se define generalmente como la medida más pequeña de un objeto o símbolo que las personas pueden identificar correctamente a una distancia específica, bajo condiciones estándar de luz y con su mejor corrección óptica. La agudeza visual normal es típicamente 20/20 en los Estados Unidos, lo que significa que una persona puede ver a 20 pies lo que la mayoría de las personas promedio pueden ver a la misma distancia. Una agudeza visual peor que 20/20 indica que la visión es peor que la normal, mientras que una agudeza visual mejor que 20/20 significa que la visión es mejor que la normal.