El término "autoanálisis" se refiere al proceso de examinar y analizar uno mismo, especialmente en un sentido psicológico o emocional. Sin embargo, en el contexto médico, el autoanálisis se utiliza a veces para referirse a una prueba diagnóstica específica llamada "autoanálisis de orina".

El autoanálisis de orina es una prueba que una persona puede realizar en sí misma en casa para detectar la presencia de glucosa, proteínas, sangre y cuerpos cetónicos en la orina. La prueba implica sumergir una tira reactiva en una muestra de orina y comparar el color resultante con una tabla de colores proporcionada por el fabricante para determinar la presencia o ausencia de estos componentes.

El autoanálisis de orina se puede utilizar como una herramienta de detección temprana de enfermedades renales, diabetes y algunas otras afecciones médicas. Sin embargo, los resultados deben ser confirmados por pruebas adicionales realizadas en un laboratorio clínico antes de tomar decisiones sobre el tratamiento.