• Nuestro grupo de investigaci n ha estado trabajando durante los ltimos 10 a os en la caracterizaci n del gen que codifica una prote na del suero de la leche de cabra: la βLactoglobulina (βLG), con la finalidad de obtener un cassette de expresi n con las regiones reguladoras de este gen para dirigir la expresi n de prote nas heter logas a la gl ndula mamaria de ratones transg nicos. (uab.cat)
  • Estos resultados verifican la capacidad de las regiones reguladores del gen de la βLG caprina de dirigir la expresi n de prote nas recombinantes a la gl ndula mamaria de ratones transg nicos. (uab.cat)
  • Estos resultados indicar an que aunque las regiones reguladores de la βLG caprina son capaces de dirigir la expresi n de las dos subunidades del gen de la FSH humana, hace falta modificar estas construcciones con la finalidad de obtener una cantidad de hormona suficiente para que pueda ser utilizada en investigaci n y tambi n, como no, pueda llegar a ser comercializada. (uab.cat)
  • Durante los ltimos 25 a os se han utilizado las regiones promotoras de diferentes genes de prote nas l cteas para dirigir la s ntesis de prote nas heter logas a la gl ndula mamaria de animales transg nicos. (uab.cat)
  • La FSH es esencial para el desarrollo de las c lulas germinales y la s ntesis de hormonas esteroideas en las g nadas masculinas y femeninas. (uab.cat)
  • Esta ampliaci n de los mbitos de tutela se ha enriquecido, adem s, con la nueva percepci n de una herencia bidimensional que, siendo memoria, es tambi n importante recurso, dado su impacto en la actividad econ mica y el turismo y su factor coadyuvante en las pol ticas de desarrollo. (euskadi.eus)
  • Actualmente, la FSH humana se produce mediante ingenier a gen tica en cultivos de c lulas de mam feros y se utiliza en cl nica humana principalmente en programas de fecundaci n in vitro. (uab.cat)
  • Como todo contrato de seguro, el de salud, es consensual, bilateral, oneroso, aleatorio y de ejecuci n sucesiva que se rige por las reglas de derecho privado y por tal raz n, el r gimen aplicable para dirimir las controversias que surjan la misma relaci n contractual, es el propio de la jurisdicci n ordinaria. (alcaldiabogota.gov.co)
  • Lo cierto es que con buenas bases biol gicas todo esto ha dado lugar a que se diga que el enamoramiento es una locura temporal y que produce diversos grados de estr s. (fullblog.com.ar)