Convulsión prolongada o convulsiones repetidas que son lo suficientemente frecuentes como para que no se produzca recuperación entre episodios, los que ocurren en intervalos de 20-30 minutos. El subtipo más común es el estado epiléptico generalizado tónico-clónico, que es una situación potencialmente fatal asociada con lesiones neuronales y disfunción respiratoria y metabólica. Las formas no convulsivas incluyen el estado de petit mal y el estado parcial complejo, que pueden manifestarse por trastornos de la conducta. El estado epiléptico parcial simple se caracteriza por convulsiones persistentes motoras, sensoriales, o autonómicas que no afectan el nivel cognitivo (ver también EPILEPSIA PARCIAL CONTINUA). El estado epiléptico subclínico se refiere generalmente a convulsiones que ocurren en un individuo que no responde o que está en estado comatoso en ausencia de signos evidentes de actividad convulsiva.
Enfermedad inflamatoria crónica del TRACTO BILIAR. Se caracteriza por fibrosis y endurecimiento de los sistemas ductal biliar intrahepático y extrahepático, dando lugar a la constricción del conducto biliar, COLESTASIS, y una eventual CIRROSIS BILIAR.
Inflamación del sistema ductal biliar (CONDUCTOS BILIARES) intrahepático, extrahepático o ambos.
FIBROSIS del parénquima hepático debida a obstrucción del flujo de la BILIS (COLESTASIS)en los CONDUCTOS BILIARES INTRAHEPÁTICOS o los CONDUCTOS BILIARES EXTRAHEPÁTICOS. La cirrosis biliar primaria supone la destrucción de los conductos biliares intrahepáticos pequeños y la secreción de bilis. La cirrosis bibliar secundaria es producida por una obstrucción prolongada de los grandes conductos biliares intrahepáticos o extrahepáticos, por distintas causas.