Deluciones: Una falsa creencia sobre sí mismo o sobre las personas y objetos externos, que persiste a pesar de los hechos y no es considerada sustentable por las personas que conviven con el individuo.Esquizofrenia Paranoide: Una forma crónica de esquizofrenia caracterizada primariamente por la presencia de delirios de persecusión o grandeza, frecuentemente asociados con alucinaciones.Alucinaciones: Sensaciones experimentadas subjetivamente en ausencia de un estímulo apropiado, pero que son consideradas por el individuo como reales. Ellas pueden ser de origen orgánico o asociarse a TRASTORNOS MENTALES.Síndrome de Capgras: Un trastorno psicótico que se caracteriza por creencias del paciente de que las personas conocidas o próximas a él han sido sustituidas por dobles o impostores.Trastornos Paranoides: Trastornos mentales crónicos en los cuales ha habido un desarrollo insidioso de un sistema delirante permanente e inquebrantable (delirios persecutorios y delirios de celos), acompañados por la preservación de un pensamiento organizado y claro. Las respuestas emocionales y las conductas son consistentes con el estado delirante.Psicología del Esquizofrénico: El estudio de los procesos mentales y la conducta de los esquizofrénicos.Trastornos Psicóticos: Trastornos en los que hay una pérdida de los límites del yo o severas afectaciones en el reconocimiento de la realidad, con delirios o alucinaciones prominentes.Prueba de Realidad: La evaluación objetiva de un individuo del mundo externo y la capacidad de diferenciar adecuadamente entre el mundo externo y el mundo interno; es considerada la función primaria del ego.Fantasía: Una secuencia imaginada de eventos o de imágenes mentales, por ejemplo, las ensoñaciones.Esquizofrenia: Un trastorno emocional grave de profundidad tipo psicótico característicamente marcado por un abandono de la realidad con formación de delirios, ALUCINACIONES, desequilibrio emocional y conducta regresiva.Psicosis Inducidas por Sustancias: Trastornos mentales psicóticos orgánicos que se producen por efecto tóxico de medicamentos y productos químicos o de otras sustancias dañinas.Trastornos de Delirio, Demencia, Amnésicos y Cognitivos: Trastornos cognitivos que incluyen delirio, demencia y otros trastornos cognitivos. Estos pueden ser resultado del uso de sustancias, traumas u otras causas.Escalas de Valoración Psiquiátrica: Procedimientos estandarizados basados en escalas de categorías o módulos de entrevistas conducidos por profesionales de la salud para evaluar el grado de enfermedad mental.Ego: La porción consciente de la estructura de la personalidad, que sirve como mediadora entre las exigencias de los impulsos instintivos primitivos, (el id), de las prohibiciones parentales y sociales interiorizadas o consciencia (el superego), y de la realidad.Síntomas Conductuales: Manifestaciones observables de deficiencias en el funcionamento psicológico.Supersticiones: Creencia o práctica que carece de una fundamentación adecuada para constituirse en prueba; una manifestación del temor a lo desconocido, magia e ignorancia.Trastorno de Personalidad Paranoide: Un trastorno de personalidad que se caracteriza por evitar la aceptación de la merecida culpa y por una visión injustificada de los otros como malévolos. Esta última se expresa por la actitud de sospecha, hipersensibilidad y desconfianza.Mecanismos de Defensa: Proceso inconsciente utilizado por un individuo o grupo de individuos para lidiar con impulsos, ideas y sentimientos que no son aceptados a un nivel consciente; los diversos tipos incluyen formación reactiva, proyección y reversión a sí mismo.Antipsicóticos: Fármaco que controlan el comportamiento psicótico agitado, alivian los estados psicóticos agudos, reducen los síntomas psicóticos y ejercen un efecto de tranquilizante. Se usan en la ESQUIZOFRENIA; la demencia senil, psicosis transitoria posterior a la cirugía; o al INFARTO DEL MIOCARDIO; etc. Estos fármacos se denominan a menudo neurolépticos, aludiendo a la tendencia a producir efectos secundarios neurológicos, pero no todos los antipsicóticos similares a producir tales efectos. Muchos de estos fármacos también pueden ser eficaces para las náuseas, vómitos y prurito.Teoría de Construcción Personal: Una teoría psicológica basada en las dimensiones o categorías utilizadas por una determinada persona para la descripción o explicación de la personalidad y conducta de los otros o de él mismo. La idea básica es que personas diferentes utilizarán consecuentemente categorías diferentes. La teoría fue formulada en los años cincuenta por George Kelly. Dos test creados por él son el test de repertorio de constructos de roles y el test de tipos de repertorio.Pruebas Neuropsicológicas: Pruebas diseñadas para evaluar las funciones neurológicas asociadas a ciertas conductas. Son utilizados en el diagnóstico de disfunción o daño cerebral y trastornos o lesiones del sistema nervioso central.Pensamiento: Actividad mental, que no es predominantemente perceptual, a través de la cual uno se da cuenta de algunos aspectos de un objeto o situación con base en el aprendizaje anterior y la experiencia.Trastorno de la Personalidad Esquizotípica: Un trastorno de personalidad en el cual hay trastornos del pensamiento (pensamiento mágico, ideaciones paranoides, desconfianza), percepción (ilusiones, despersonalización), habla (disgresiva, vaga, excesivamente elaborada), y conducta (afecto inapropriado en las interacciones sociales, aislamiento social frecuente) que no son lo suficiente severas para considerarse como esquizofrenia.Trastornos Psicóticos Afectivos: Trastornos cuya característica esencial es una grave alteración del ánimo (depresión, ansiedad, euforia y excitación) acompañada de síntomas psicóticos como delirios, alucinaciones, daño general en las pruebas de realidad, etc.Religión: Conjunto de creencias relativas a la naturaleza, causa y propósito del universo, especialmente cuando son consideradas como la creación de un ente sobrehumano. Habitualmente implica prácticas devotas y rituales y con frecuencia un código moral para la conducta de los asuntos humanos.